Por falta de agua limpia 300.000 niños mueren al año

Por falta de agua limpia 300.000 niños mueren al año

- en Agua, Medio ambiente, Salud
332
0

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece en su reporte de 2020 que de las casi 1.2 millones de muertes infantiles a nivel global, al menos 300 mil correspondieron a menores de cinco años que fallecieron por diarrea, 10.000 de ellas en América Latina.

Desde 1990, la historia del acceso al agua potable ha estado marcada por enormes avances, pese a circunstancias adversas en extremo difíciles”, explica Sanjay Wijesekera, jefe de los programas mundiales sobre agua, saneamiento e higiene de UNICEF. “El agua es la esencia de la vida; no obstante, 750 millones de personas, sobre todo, los pobres y vulnerables, siguen privados de este derecho humano fundamental”.
 
Alrededor de 2,3 millones de personas han accedido a fuentes de agua potable mejoradas desde 1990. Como resultado, la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad el porcentaje de la población mundial sin acceso a agua potable se alcanzó 5 años antes de vencer el plazo, fijado para 2015.
 
Actualmente solo hay tres países, MozambiquePapúa Nueva Guinea y la República Democrática del Congo, donde más de la mitad de la población sufre la falta de agua potable.
 
El acceso a agua potable en África subsahariana, la región con la cobertura más baja en 1990, se ha incrementado a razón de 50.000 personas diarias desde el año 2000. Sin embargo, a esta región corresponden más de 2 de cada 5 personas que carecen de acceso a nivel mundial; es decir, 325 millones. La mayoría de los países de la región no están en camino de conseguir la meta del ODM.

Cifras alarmantes

Estas cifras colocan a la diarrea -motivada por la falta de acceso a agua potable y saneamiento, el hacinamiento y la falta de higiene- como la tercera causa de muerte infantil a nivel mundial, tras las complicaciones en el parto y la neumonía.

Durante un episodio de diarrea, una infección en el tracto digestivo, ocasionada por un virus, bacteria o parásito, los niños pierden agua, electrolitos y se altera su flora intestinal, y, si no se trata de manera adecuada, pueden llegar a presentar cuadros de deshidratación severa. “En países de bajos recursos, los infantes presentan en promedio tres episodios de diarrea al año y, con cada uno, empeora su malnutrición. De hecho, como consecuencia de un cuadro grave de diarrea, un niño puede perder el conocimiento e, incluso, fallecer”, explica Álvaro Montenegro, gerente médico de Sanofi Consumer HealthCare.

En países como México, los problemas de acceso a agua segura se relacionan con más de un millón de casos de enfermedades diarreicas agudas y 596 decesos en niños menores de cinco años en 2019.

De acuerdo con el doctor Sarbelio Moreno Espinosa, destacado pediatra infectólogo mexicano, hay diversas causas que pueden provocar diarrea, las más frecuente suele tratarse del contacto vía fecal-oral. “Cada gramo de materia fecal contiene hasta un billón de gérmenes los cuales pueden ingresar al cuerpo cuando se tocan objetos contaminados y posteriormente se llevan las manos a la boca“, puntualizó.

Con todo, desde que inició la pandemia, las personas han adaptado hábitos de higiene ideales como es el constante lavado de manos, lo que en México, por ejemplo, ha representado una disminución de hasta un 54,4%  en los casos de diarrea, pasando de de 1.049.536 en 2019 a 478.099 casos en 2020

“El correcto lavado de manos con agua y jabón ha contribuido como una forma sencilla, eficiente y de bajo costo para prevenir la diarrea”, señala el doctor Moreno, que incide en la necesidad de mejorar el acceso al agua limpia en las comunidades más vulnerables. Además, “como médicos es importante promover el cuidado de la microbiota y establecer límites al recetar antibióticos, pues puede provocar efectos contraproducentes si no se tiene una dieta saludable o no consumen probióticos”.

Si bien, desde el 2010, la Asamblea General de Naciones Unidas reconoce el acceso al agua potable como un derecho humano, en la actualidad, el 26% de las personas de América Latina no tienen acceso a agua potable. Para garantizar este derecho la ONU pide el trabajo coordinado y las alianzas entre los gobiernos y el sector privado para lograr la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6, agua limpia y saneamiento para todos en 2030.

Vía: https://www.elagoradiario.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Los bosques acuáticos en China que siguen un singular orden

La superficie verde aterciopelada con mechones Parece una almohada