Problemas en nuestro jardín: los caracoles y babosas

Problemas en nuestro jardín: los caracoles y babosas

- en Plantas
415
0

Si bien estos animales pareces bastante inofensivos, la verdad es que en una sola noche puede acabar con nuestras plantas.

En esta época del año, las temperaturas comienzas ascender, y los días se vuelven cálidos. Es por esto que nuestro jardín necesita mayor humedad así las plantas no se secan. Y si la humedad reina, también comenzarán a aparecer las plagas de caracoles y babosas, que se expanden con gran facilidad y son una amenaza concreta para los cultivos que tenemos en el patio o en alguna huerta ecológica ensayada rudimentariamente.

Se trata de moluscos gasterópodos habitan en lugares oscuros y frescos. Por lo tanto es común encontrar caracoles y babosas en el jardín, especialmente bajo la luz de la luna, que es el momento del día donde salen a alimentarse de hojas tiernas y raíces. Por lo tanto, te presentamos tres técnicas para que logres ahuyentarlos.

La primera opción es utilizar cáscaras de huevo. El método se centrar en triturar las cáscaras del huevo una vez que hemos utilizado la clara y la yema para hacer distintas preparaciones. La cubierta rígida del huevo actúa como una barrera protectora de las plantas, por lo tanto caracoles y babosas no habitarán en nuestro jardín frente al temor de lastimarse. Y, como si fuera poco, la cáscara del huevo aporta calcio a la tierra.

Otra alternativa es combatir con café. Privarse de una cálida y rica infusión para arrojar el café en grano en nuestro jardín será un duro sacrificio, pero el esfuerzo mostrará sus frutos de inmediato (también podes reciclar los granos de café) Esto se debe a que caracoles y babosas sienten rechazo al aroma de café. Otra de las opciones es preparar el café en un recipiente y volcarlo en el jardín. Lo cierto es que si elegimos esta última opción, debemos preparar la bebida lo más cargado posible.

Y otra de las opciones es construir un montículo natural. Para evitar que caracoles ingresen a nuestro jardín y dañen las plantas que tenemos, una rápida solución es construir pequeños montículos de arena, de una medida aproximada que ronde los 10 y 15 centímetros de ancho. El obstáculo natural será realmente eficaz, ya que la textura del montículo hará que los caracoles y babosas retrocedan.

Vía: terra.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

Algunas plantas repelentes de mosquitos. ¿Lo sabías?

A todos nos encanta sentarnos en nuestro jardín