Proteger a Mar Chiquita

Proteger a Mar Chiquita

- en Derecho ambiental, Medio ambiente
459
0

Asenuza es un área protegida para especies importantes, especialmente aves migratorias. Los proyectos iniciados por diversas organizaciones muestran que existe una necesidad urgente de ampliar el territorio protegido y transformarlo en un parque nacional.

La provincia de Córdoba en Argentina posee un humedal de agua salada denominada laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza. En 1994 fue designada una área protegida provincial cuya extensión es de aproximadamente de 700 mil de hectáreas, 100 kilómetros de este a oeste, y unos 65/75 kilómetros de norte a sur, con una profundidad de 12 metros, siendo a mayor superficie lacustre de Argentina y el mayor lago salado de Sudamérica.

La salinidad del cuerpo de agua es de 30/40 gramos por litro, aunque en 1911 se registró un valor de 360 gramos por litro. Esa cantidad de sal era tan grande, que permitía a los habitantes de la zona flotar en el agua sin esfuerzo.

UN ESPACIO DE ALTA BIODIVERSIDAD

Las características y la diversidad de ambientes del lago Mar Chiquita han creado un espacio de alta biodiversidad de especies con ecosistemas importantes. Mar Chiquita es el hábitat de una variedad de especies, como también es el sitio de descanso para muchas aves migratorias. El 66% de todas las aves migratorias y playeras de la Argentina se encuentran en este humedal.

Debido a su riqueza, Mar Chiquita está incluido en la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, y categorizado como Área Importante para la Conservación de las Aves y Humedal de Importancia Internacional de la Convención RAMSAR. Por ende, es uno de los espacios más importantes para la conservación de aves en Sudamérica.

Los flamencos son muy avistados en el área, particularmente el flamenco austral, flamenco andino y flamenco de James. Un censo realizado en el 2018 por el Grupo de Conservación de Flamencos Altoandinos (GCFA), identificó aproximadamente 200 mil flamencos, de los cuales 7000 eran flamencos andinos y James, y el resto flamencos australes.

Por otro lado, en Mar Chiquita también conviven el coipo, carpincho, comadreja colorada, corzuela parda, pecarí de collar, gato yaguarundi, zorro gris pampeano, lobito de río, aguará guazú, etc. Varias de estas especies se encuentran en peligro de extinción.

ES CADA VEZ MÁS URGENTE LA NECESIDAD DE CONVERTIR A MAR CHIQUITA EN UN PARQUE NACIONAL

Mar Chiquita ha sufrido varias amenazas debido a la actividad humana como el desvío del flujo del agua, la contaminación, la sobreexplotación, y la pérdida de biodiversidad. También, la construcción de represas reducen el caudal del agua, como también aumenta las inundaciones y altera la dinámica natural estacional. Por otro lado, el avance de la ganadería y la expansión agrícola cambian el paisaje y afectan la biodiversidad local.

Por eso es que cada vez es más urgente la necesidad de hacer Mar Chiquita un Parque Nacional. El proyecto inició en 2017 el cual implica proteger el humedal Laguna Mar Chiquita y Bañados del río Dulce mediante la creación de una nueva Área Protegida Nacional en la provincia de Córdoba. La Unidad Ejecutora oficial se encarga de definir los límites del área protegida, liderada por el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios públicos de la provincia de Córdoba.

Las mesas de trabajo están integradas por el equipo interdisciplinario de Parques Nacionales, la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático provincial, la Agencia Córdoba Turismo y Aves Argentinas. Aves Argentinas lleva a cabo investigaciones científicas, relevamientos territoriales y catastrales, y promueve la educación ambiental hacia las comunidades.

Vía:https://www.bioguia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Gran eclipse solar del 4 de diciembre de 2021. ¿De dónde se verá?

¿Dónde se verá el gran eclipse solar del