Qué es la eyección de masa coronal «caníbal» se aproxima a la Tierra

- en Ciencia
742
0

El Sol ha estado bastante activo últimamente. En las últimas horas ha liberado una potente eyección de masa coronal, una explosión de plasma que viene hacia la Tierra y golpea nuestro campo magnético.

Una eyección de masa coronal (o CME) es una nube gigante de plasma solar empapada con líneas de campo magnético que a menudo es expulsada del Sol durante fuertes erupciones solares de larga duración y erupciones de filamentos.

Cuando el Sol no está muy activo durante el mínimo solar, las eyecciones de masa coronal son raras. Puede que solo haya una eyección de masa coronal cada semana. Cuando la actividad del Sol aumenta hacia el máximo solar, las eyecciones de masa coronal se vuelven más comunes y podemos ver múltiples eyecciones de masa coronal todos los días.

Podes leer: Nuevas e increíbles imágenes del sol logradas por la sonda espacial Solar Orbiter?

El 28 de marzo de 2022, la mancha solar AR2975 desató un frenesí de erupciones solares, más de 17 en total. Hubo 11 irrupciones de clase C y 6 de clase M. Al menos dos CME (Coronal Mass Ejection) de halo completo surgieron del caos.

Secuencia de coronagrafía SOHO de múltiples CME el 28 de marzo de 2022.

La primera CME en esta película fue producida por una irrupción de clase M4 a las 1129 UT. Partió el sol viajando a 1259 km/s. La segunda CME fue producida por una de clase M1 en 1923 UT. Partió aún más rápido, viajando ~1700 km/s.

Un modelo de ordenador de la NOAA sugiere que la segunda CME superará a la primera, fusionándose en una única «CME caníbal» antes de golpear el campo magnético de la Tierra alrededor de las 0300 UT el 31 de marzo.

Las CMEs caníbales son eyecciones de masa coronal rápidas que barren las CME más lentas frente a ellas. Esta película de arriba y de la NASA muestra lo que sucede. La mezcolanza contiene campos magnéticos enredados y plasmas comprimidos que pueden provocar fuertes tormentas geomagnéticas.

Nota que te puede interesar: El año en que las manchas solares cubrieron gran parte del sol

Si el modelo de la NOAA es correcto, la densidad del plasma del viento solar alrededor de la Tierra podría multiplicarse por 10 cuando llegue la CME, mientras que la velocidad del viento solar superará los 700 km/s. Estos eventos prepararían el escenario para tormentas geomagnéticas de clase G2 a G3.

Consejos de observación: los norteamericanos deben estar alertas a las auroras después del anochecer local del 30 de marzo. Para los europeos, las horas antes del amanecer del 31 de marzo son las preferidas. Al perseguir auroras, los cielos oscuros son esenciales; ir al campo. El resplandor urbano puede abrumar a las auroras incluso durante una fuerte tormenta geomagnética.

Spaceweather.com

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Cuándo estaría bajando la temperatura?

Las elevadas temperaturas parece que llegaron para quedarse.