Regiones montañosas del mundo amenazadas por el cambio climático

Regiones montañosas del mundo amenazadas por el cambio climático

- en Calentamiento global, El clima, Medio ambiente
450
0

Los científicos avisan que las montañas se encuentran entre las áreas que experimentarán con más fuerza el fenómeno del cambio climático, y los acontecimientos hace tiempo que les dan la razón.

Todos los estudios coinciden en que los efectos del cambio climático serán especialmente críticos sobre la fauna, flora, suelos y recursos hídricos y forestales de las montañas. Urgen, por tanto, estrategias decididas de protección y conservación de las montañas, anticipándose a las situaciones por venir. Pero hasta ahora los planes oficiales sólo se limitan a la valoración de los problemas que está causando y causará el cambio climático a los espacios de montaña.

Por todas partes, los seculares procesos de erosión y fragmentación de las formas del relieve de las montañas parecen estar acelerándose y cobrando impulso. Las rocas y masas de hielo se desprenden y los glaciares se funden. Comparemos la realidad actual de nuestros familiares glaciares del Vignemale, el Aneto o el Monte Perdido con esos panoramas para el recuerdo de hace sólo unas décadas. Una transformación que ha sucedido dentro del rango temporal de la experiencia de sus testigos, los visitantes humanos.

Se funde el cemento de las montañas

Los científicos avisan que las montañas se encuentran entre las áreas que experimentarán con más fuerza el fenómeno del cambio climático, y los acontecimientos hace tiempo que les dan la razón. En los macizos de los Alpes como en muchas otras montañas del mundo, la costra de suelo congelado que es el permafrost, y que mantiene soldados entre sí los inmensos bloques, caras y pilares de roca de las montañas –y al que también están ancladas las pilonas y estaciones de los teleféricos y otras infraestructuras de las montañas– se está descongelando, provocando inestabilidad de las masas glaciares y desprendimientos que ya han provocado diversos accidentes.

El calentamiento global está perturbando los ecosistemas de las montañas, con consecuencias que van desde el suministro de agua y la agricultura hasta el turismo y la vida silvestre.

Así se desprende de un reciente estudio elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático que, entre otros puntos importantes, advierte que con los niveles actuales de producción de dìóxido de carbono, los glaciares también están retrocediendo peligrosamente, por lo que se espera un deshielo similar en los Alpes europeo.

De acuerdo con el informe, si bien las montañas del mundo son robustas, también son muy delicadas debido a que tienen un enorme impacto, incluso en las lejanas tierras bajas, y son altamente sensibles al cambio climático.

Las temperaturas están aumentando mucho más rápido en las zonas de montaña, superando con creces a otros hábitats. Como resultado, los glaciares están desapareciendo, con consecuencias para la biodiversidad, la agricultura y el turismo”, reza el comunicado.

En otro de los párrafos más destacados del documento, los expertos afirman que el retroceso de los glaciares y el deshielo del permafrost hacen que las laderas de las montañas sean menos estables, lo que provoca desprendimientos de rocas, corrimientos de tierra, inundaciones más frecuentes y, también, los incendios forestales.

1312_calentamiento global

“Casi el 10 por ciento de la población mundial vive en regiones de alta montaña, donde la vida es cada vez más difícil, con un empeoramiento de las oportunidades económicas y un mayor riesgo de catástrofes naturales. Los aspectos estéticos, espirituales y culturales de los paisajes de montaña también se ven afectados”, explican los expertos.

Los especialistas también advierten que la disminución de la nieve ha perjudicado fuertemente tanto al turismo de glaciares como al montañismo en los países que cuentan con altas montañas.

“Con el calentamiento, tanto la agricultura como el turismo de montaña se ven fuertemente afectados económicamente: mientras en Bolivia, que perdió la mitad de sus glaciares en los últimos 50 años, la estación de esquí más alta del mundo es una triste muestra de remontes oxidados, en Nepallos agricultores se enfrentan a la desecación de los suelos, lo que complica enormemente el cultivo de patatas y forraje”, concluyen.

Por último, afirman que si bien el cambio climático alteró la composición de la fauna en las zonas de montaña, algunas especies de flora y fauna, incluidas las de aves de las tierras bajas, salen ganando, ya que “se les abren más zonas para prosperar, aunque esto tiene un costo elevado para las especies adaptadas al frío, como las liebres con raquetas de nieve (Lepus americanus) en Norteamérica, que tienen que desplazarse miles de kilómetros para poder sobrevivir”.

Vía: https://weekend.perfil.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Algún organismo terrestre podría sobrevivir en Marte?

Algunos organismos terrestres pueden sobrevivir en la superficie