Se cumplen 35 años del último paso del cometa Halley

Se cumplen 35 años del último paso del cometa Halley

- en Astronomía, Ciencia, Curiosidades y rarezas
258
0

El 9 de febrero de 1986 el cometa Halley hacía su paso por última vez hasta ahora, cumpliendo así el acercamiento máximo en su órbita de poco más de 75 años, ya que anteriormente lo había hecho en 1910 y, por ende, recién volverá a pasar en julio de 2061.

Aquella visita del cometa que tiene 15 kilómetros de largo y mide 8 kilómetros cuadrados de sección aproximadamente, fue, también, la primera de la era espacial, por lo que Halley se convirtió en el primer cometa que pudo ser estudiado en detalle y observado como nunca antes gracias al uso de las sondas soviéticas Vega 1 y 2, la europea Giotto y las japonesas Suisei y Sakigake, como así también al de una docena de observatorios espaciales y terrestres.

Si bien los especialistas lograron documentar la estructura y composición de un cometa como nunca antes lo habían podido hacer, para el público en general fue una enorme decepción, ya que, en esa oportunidad, la distancia del Halley a la Tierra fue la mayor de los últimos 2.000 años, muy lejos de la registrada el 10 de abril del año 837, cuando se aproximó a tan solo 4,94 millones de kilómetros.

Entre la lejanía, la polución, la contaminación lumínica y las nubes, fueron millones las personas en el mundo que se quedaron con las ganas de poder verlo. Por otra parte, el paso del Halley en 1986 fue mucho más discreto que en ocasiones anteriores, cuando su aparición era asociaba con grandes catástrofes.

De hecho, durante su paso en 1910, aún se temía la llegada del Apocalipsis, aunque en aquella ocasión fue un científico quien lo propició, al tiempo que el 8 de febrero de ese año el diario The New York Times publicaba en su tapa una nota en la que afirmaba que el Observatorio Yerkes de la Universidad de Chicago había detectado el gas letal cianógeno en la cola del Halley, que barrería la Tierra.

Los pasos del cometa Halley

Las apariciones del Halley datan del año 240 a. C.  El Talmud judío incluye una alusión al cometa, que aparece también retratado en la pintura de Giotto como la Estrella de Belén que guió a los Reyes Magos, aunque las fechas no coinciden.

Sin embargo no fue recién hasta el año 1705 cuando Edmond Halley, el hijo de un millonario fabricante de jabones, logró unir los puntos históricos y describió matemáticamente el objeto astronómico que actualmente lleva su nombre y cuyo próximo perihelio está previsto para el 28 de julio de 2061.

0209_cometa halley

Quien fue Edmond Halley

Nacido el 8 de noviembre de 1656, en la ciudad de Haggerston, en el East End londinense, su tempranera pasión por la ciencia lo llevó, con apenas 19 años, a convertirse en el ayudante del primer Astrónomo Real, John Flamsteed, en tanto que a los 22 años ya era miembro de la distinguida y exclusiva Royal Society.

Fue un gran estudioso de los cuerpos celestes y del magnetismo terrestre, construyó la primera brújula líquida rudimentaria, inventó una campana de buceo, propuso una teoría de la Tierra Hueca, participó en el primer estudio científico de datación de Stonehenge y comandó el navío HMS Paramor en una travesía para estudiar las variaciones magnéticas.

0209_cometa halley

En 1705 publicó su libro “Synopsis Astronomia Cometicae”, en el que afirmó que los avistamientos de 1456, 1531, 1607 y 1682 correspondían a un mismo cometa, que debía regresar en 1758.

Y, si bien no vivió para ver confirmada su hipótesis, ya que falleció el  14 de enero de 1742 en Greenwich, Londres, cuando ésta fue plenamente comprobada por la ciencia, el cometa fue bautizado con su nombre, a modo de homenaje.

Vía: Weekend

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Para el lunes se espera que la temperatura siga bajando

La semana iniciará con ambiente frío durante la