Se encontró con un cóndor andino en el patio de su casa

Se encontró con un cóndor andino en el patio de su casa

Es el ave voladora más grande del mundo, capaz de cubrir distancias de más de 300 km en un día, adaptando su vuelo a las corrientes de aire.

Su envergadura alcanza los 3,50 metros y son capaces de comer hasta 4 kilos de carne. Como carroñero, cumple un rol ecológico central: se encarga de comer restos de animales muertos, que pueden transmisores de infecciones. Además, al poder abrir cueros de animales grandes, facilita que carroñeros más pequeños accedan a comida.

Un cóndor en el patio de su casa

Al llegar a su casa después de un día de trabajo, en la tarde de ayer, miércoles 25 de agosto, Oscar Alessio, un vecino del Barrio Güemes de Esquel, Chubut ,se llevó la gran sorpresa de su vida al encontrarse con la inesperada sorpresa de un cóndor en el patio de su vivienda.

Tras darse cuenta de que la gigantesca ave estaba herida y no podía volar, rápidamente se comunicó telefónicamente con personal del Programa de Conservación del Cóndor Andino, quienes lo asesoraron y le brindaron una serie de consejos para que pudiera darle cobijo durante la noche.

0826_cóndor

“Venia llegando a mi casa en auto después de trabajar y al acercarme para sacarle fotos me di cuenta de que estaba herido y que intentaba volar pero no podía levantar vuelo. Llamamos a Gendarmería para explicarle la situación y ellos nos contactaron con la gente del Programa de Conservación del Cóndor y de Fauna de la provincia«, comentó Alessio al portal EQSnotas.com

“Según me informaron los especialistas se trata de una hembra adulta que, en principio, podría tener entre unos 8 o 9 años de edad, o tal vez más. Por suerte, hoy a la mañana la notamos que estaba mucho mejor de ánimo y, aparentemente, se está recuperando. Está mucho más alerta que ayer y ya se pasea por el galpón de forrajería sin problemas”, agregó el feliz vecino.

0826_cóndor

Por su parte, el biólogo Javier De Leonardis, comentó que «a primera vista parece que es un ave que está saludable y seguramente cayó por la lluvia que había, porque necesitan ciertas condiciones climáticas para poder volar. Por suerte, tiene las alas sanas, lo que es fundamental para que pueda volver a volar”

«Se lo ve con la energía suficiente para volver a soltarlo en su hábitat natural y que pueda volver a alimentarse rápidamente», concluyó De Leonardis.  

Precisamente, se supo que en la jornada de ayer el cóndor que fue alojado en el Escuadrón 36 de Gendarmería, sería trasladado a la ciudad de Buenos Aires por orden de la Dirección de Fauna Silvestre de la provincia, quien consideró la derivación del ave para ser analizada por especialistas, pese al rechazo y la preocupación planteada por biólogos y veterinarios locales.

El biólogo Javier De Leonardis, uno de los principales impulsores del Club de Observadores de Aves de Esquel, manifestó que «fue una situación inédita que haya aparecido un cóndor en plena ciudad. Y un vecino la retuvo gentilmente para que pueda resistir la tormenta durante la noche. Ahora la autoridad de aplicación, la Dirección de Fauna resolvió darle intervención a Gendarmería que se llevó en un canil al animal. Va a estar retenido hasta mañana (por hoy) con una veterinaria de Gendarmería».

De Leonardis señaló que «no hubo forma de revertir la decisión de Fauna, pese a que somos varios los que no estamos de acuerdo. Determinaron que el cóndor viaje a Buenos Aires, a la Fundación Temaikén, donde va a ser evaluado por veterinarios, y rehabilitado si lo requiere. Con el compromiso que será vuelto a esta lzona para ser liberado en su habitat natural».

Vía: https://weekend.perfil.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Es cierto qué los animales pueden predecir los terremotos?

Un estudio de la Universidad Anglia Ruskin, y