Se reportan 250.000 muertes al año en todo el mundo por cambio climático

Se reportan 250.000 muertes al año en todo el mundo por cambio climático

El cambio climático es más mortal que el coronavirus, pero el impacto va más allá y también las enfermedades alérgicas, las psiquiátricas, la desnutrición y las migraciones, que conllevan un deterioro en la salud.

En el estudio compilado por la OMM, se resaltan las señales físicas de alerta del cambio climático: como el intenso calentamiento de los océanos y de la Tierra, el récord del nivel del mar, el descongelamiento de los mantos de hielo y los continuos fenómenos meteorológicos como tormentas, sequías e inundaciones.

El año 2019 terminó con una temperatura media mundial 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales estimados, un valor superado únicamente por el récord de 2016, cuando un episodio muy intenso de El Niño agravó el aumento de la temperatura mundial vinculado a la tendencia general al calentamiento.

“El calor del océano está en un nivel récord, con temperaturas que aumentan al equivalente de cinco bombas de Hiroshima por segundo. Contamos el costo en vidas y medios de vida humanos a medida que las sequías, los incendios forestales, las inundaciones y las tormentas extremas cobran su precio mortal. No tenemos tiempo que perder si queremos evitar una catástrofe climática”, agregó el Secretario General de las Naciones Unidas.

El cambio climático es el causante de 250.000 muertes al año en todo el mundo, según advierte la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), quien adelanta que luchará en este ámbito con la misma fuerza con la que lo hace contra el tabaquismo.

El SEPAR, que tiene su sede en Barcelona, ha hecho esta estimación por múltiples vías, de las cuales la más conocida es la infecciosa y se deriva del desplazamiento de vectores debido al calentamiento global que son responsables de brotes de malaria, hantavirus, dengue o zika.

En menos de 100 años, las concentraciones de CO2 en la atmósfera han pasado de 280 partes por millón (ppm) a más de 400

“El aumento de lluvias torrenciales aumenta el agua estancada, junto al aumento de las temperaturas, lo que ocasiona brotes de enfermedades diarreicas. Pero el impacto va más allá y también las enfermedades alérgicas, las psiquiátricas, la desnutrición y las migraciones, que conllevan un impacto en la salud, son otras consecuencias nocivas asociadas al cambio climático,” explica el Dr. Carlos Andrés Jimenez-Ruiz, neumólogo y presidente de SEPAR.

En menos de 100 años, las concentraciones de CO2 en la atmósfera han pasado de alrededor de 280 partes por millón (ppm) a más de 400, algo que provoca el cambio climático y que tiene un gran impacto en la salud humana, causando sobre todo enfermedades respiratorias.

El cambio climático es una amenaza directa a la salud respiratoria»

Isabel UrrutiaNeumóloga

«El cambio climático es una amenaza directa a la salud respiratoria, ya sea agravando enfermedades crónicas o facilitando su aparición», explica la neuróloga Isabel Urrutia, que añade que «los cambios bruscos en la temperatura están directamente relacionados con la morbilidad y la mortalidad en enfermedades respiratorias tan comunes como el asma o la EPOC».

La polución del aire, otro factor que se ve agravado por el cambio climático, también «se asocia a síntomas respiratorios, peor función pulmonar, empeoramiento del asma y desarrollo de bronquitis crónica e, incluso, puede aumentar el riesgo de sensibilización atópica o exacerbar los síntomas de los ya atópicos”, prosigue la doctora.

Tanto SEPAR como la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) reconocen que los especialistas del sistema respiratorio tienen tanta responsabilidad en la lucha contra el cambio climático como contra el tabaquismo, por lo que se comprometen a tomar medidas que reduzcan la huella de carbono y animan a otros a hacerlo.

Vía: https://www.lavanguardia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Conoces las nubes actiniformes?. La ciencia explica el raro fenómeno

Desde el suelo, estamos acostumbrados a ver las