Su abuela cuidó a su perro por unos días y al volver a su hogar la sorprendió con un insólito habito

Su abuela cuidó a su perro por unos días y al volver a su hogar la sorprendió con un insólito habito

- en Curiosidades y rarezas, Vida animal
82
0

En TikTok, la dueña del animal quedo sorprendida al ver como actuaba su mascota.

Cada vez que vemos alguna historia entretenida en las redes, la compartimos con nuestros seguidores. Esto fue lo que ocurrió con la increíble historia de Ana londoño Beltrán, quién compartió una peculiar anécdota que vivió con su abuela y su perro y lleno de ternura a todos.

Ana, por medio de su cuenta de TikTok, compartió un momento insólito protagonizado por su pastor alemán llamado “Rockie”. Todo comenzó cuando ella decidió tomar unas vacaciones y dejo a su perro al cuidado de su abuela. Durante ese tiempo, su abuela aprovecho para enseñarle ciertos trucos a Rockie.

Al volver por su mascota y llevarlo a su casa, noto un comportamiento raro en él: Rocki no se asomaba al plato a buscar alimento. A pesar de intentarlo varias veces, el pastor alemán se negaba a comer. Por ello, decidió llamar a su abuela para consultarle sobre el extraño comportamiento del animal.

La respuesta de la mujer fue que, durante los días en que lo cuido, le enseñó a la mascota el hábito rezar antes de comer y él rápidamente aprendió. 

“Diosito me regale muchas galletas cada oración”, escribió Ana en la descripción del video. En su inicio con voz en off cuenta: “Me dejaron a cargo de mi abuelita unas semanas y ahora hago una oración todos los días antes de almorzar”.

El material muestra el momento en el que el perro se sienta y espera a comer junto a la abuela pero, antes de comenzar a comer, la señora le extiende su mano, “Rockie” se la da y se ponen a rezar. Las imágenes se viralizaron rápidamente.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

¿Cómo sacar el olor a perro de la casa?

Las mascotas aportan vida a nuestro hogar. Sin