Temperaturas invernales extremas afectan a regiones en el mundo

Temperaturas invernales extremas afectan a regiones en el mundo

Mientras que a primeros de enero de 2021, la península ibérica se vio afectada por una nevada histórica por su intensidad, duración y espesores, en la otra parte del mundo, la nieve en Japón llegaba a alturas récords por la entrada de nevadas efecto lago por el aire siberiano sobre un mar cálido.

Posteriormente, los EEUU continentales vio su territorio cubierto por nieve entra el 70 y 75 % a mediados de febrero con una entrada histórica de aire gélido de origen ártico llegando hasta el norte de México y a las costas del Golfo. Texas se vio cubierta por nieve en casi todo su territorio. Millones de personas se vieron sin agua y luz por la acusada bajada de temperaturas gélidas, además de posibles fallos técnicos de la red del estado. Los hechos se repetían con menos virulencia en los Balcanes y Grecia, donde el Partenón se cubrió de nieve a mediados de febrero.

Una montaña rusa acusada en las temperaturas: de -20ºC a 20 ºC en poco más de una semana

A todo esto la península ibérica sufrió una ola de frío en enero donde los -15 y 20 ºC aparecieron en el interior después del paso de la borrasca Filomena y sus intensas nevadas, mientras que en el extremo del Mediterráneo oriental, Grecia y Turquía vivían un periodo de calidez inusitada con temperaturas de 20 ºC.

También en febrero de 2021, y a inicios de mes, los -20 ºC aparecieron el Europa occidental debido a la irrupción de un aire gélido de origen ruso-siberiano, la «bestia del este».

Alemania, Países Bajos, Suiza, etc., vieron los -10 y -20ºC en muchos lugares. Semanas después se registraban récords de temperaturas en las mismas zonas con 20 y 21 ºC, y todo ello acompañado con entradas de polvo africano soportado por vientos de componente sur que llegaba hasta Escandinavia.

En febrero de 2021 se han visto oscilaciones térmicas entre sus máximas y mínimas del orden de 40 ºC: de -20 a 20 ºC. Meteociel.fr

Irrupciones de polvo con vientos del sur

Toda España se ha visto afectada por entrada de polvo sahariano en una o dos ocasiones, y se espera una nueva en los próximos días. En una de estas entradas, la primera, la blanca nieve en amplias zonas de Europa se vieron empañadas y cubiertas por el polvo sahariano. Suiza veía sus cielos turbios y oscurecidos por el polvo venido del norte de África.

En la segunda entrada de estos días, el polvo mineral llegaba a latitudes escandinavas.

Y aquí paramos para no aburrir más en esta «montaña rusa» con subidas y bajadas extremas en zonas de Norteamérica, Europa y Asia (también con récords de temperaturas máximas en el noreste de China, Corea y Japón)

El chorro polar y sus ondulaciones acusadas: el vórtice circumpolar

La corriente en chorro polar es en gran medida el conductor y generador de los sistemas de borrascas y altas en latitudes medias, que a su vez condiciona el tiempo en superficie.

Normalmente el chorro fluye de oeste a este en niveles altos (9 km), y en algunas ocasiones se ondula como un río con meandros. Pero durante los dos meses de 2021, enero y febrero, el chorro polar se ha ondulado de forma exagerada y se ha hecho más serpenteante con entradas de norte a sur, frías y secas, y con otras entradas de sur a norte, aire cálido y húmedo, en determinadas ocasiones.

Secuencia del los chorros polar y subtropical durante 2021 mostrando sus importantes ondulaciones durante este periodo. Climatereanalyzer

Más arriba del chorro polar se encuentra un amplio vórtice ciclónico intenso y permanente que gira alrededor de los polos. Este remolino gigante y de grandes proporciones se le llama vórtice circumpolar o simplemente vórtice polar.

Vórtice polar estable vs. ondulado

Cuando el vórtice polar es estable y fuerte, el chorro polar suele ser fuerte y del oeste, mantenido el aire frío alrededor del polo y separado del aire cálido del sur.

El vórtice polar es una gran área de bajas presiones y aire frío que rodea los polos norte y sur de la Tierra, NOAA

Cuando el vórtice polar se debilita y se ondula, entonces e chorro polar se ondula, permitiendo que ocasionalmente el aire frío invada latitudes más bajas, con su contra partida, el aire cálido llega a zonas árticas.

Y esto es lo que ha ocurrido en este invierno, como en otros, pero este año de forma acusada: el vórtice polar se debilita, el chorro polar se ondula en exceso y el aire gélido ártico llega a latitudes más bajas, a la vez que hay irrupciones cálidas hacia el norte.

En estas condiciones, el aire gélido ha salido del Ártico y ha llegado a regiones continentales de latitudes medias como Europa, América del Norte y Asia. En la contrapartida de la ondulación, también ha habido un calor récord en todo el hemisferio norte, este extremo opuesto a menudo va de la mano cuando la corriente en chorro se vuelve débil y ondulada.

Con un Ártico que se calienta más rápidamente que el resto del mundo, algunos científicos apuntan que con menos contrastes térmicos norte-sur, el vórtice polar se debilitaría, el chorro polar se ondulará más y de forma más acusada y explicaría un futuro con irrupciones frías y cálidas invernales en un mundo más cálido.

Pero hay otros científicos que apuntan a que no existe una tendencia clara y obvia en la ondulación de la corriente en chorro. Por otra parte, estos eventos de entradas de aire frío hacia al sur y cálido hacia el norte se han producido siempre y estas situaciones podrían explicarse dentro de la variabilidad climática natural.

Los estudios locales y nacionales muestran que las entradas cálidas y el aumento de récords cálidos son más numerosos que los extremos fríos. En otras palabras, los extremos cálidos aumentan con el tiempo e intensidad, mientras que los fríos, son cada vez menos extremos.

Vía: tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Detectan un aceleramiento en la corriente marina de la Antártida

La Corriente Circumpolar Antártica (CCA), la única corriente