Temporada de ciclones tropicales del Atlántico se ha tornado muy activa

Temporada de ciclones tropicales del Atlántico se ha tornado muy activa

Recientes informes destacan que desde 1995, el número de tales tormentas tropicales ha aumentado en el Atlántico y ha disminuido en el WNP.

Ahondando en el término, «ciclón» se refiere a la naturaleza ciclónica de las tormentas. Están caracterizados por una rotación en el sentido contrario al de las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur.

Por su parte, el adjetivo «tropical» hace referencia a la formación en masas de aire tropical de origen marino. Pero también localiza el fenómeno meteorológico ya que se refiere al origen geográfico de estos sistemas. No en vano, tienen lugar casi exclusivamente en las regiones intertropicales del planeta.

Hay siete  zonas principales de formación de ciclones tropicales. Son el océano Atlántico, las zonas oriental, sur y occidental del océano Pacífico, así como el sudoeste, norte y sureste del océano Índico.

«De particular importancia es que el número de ciclones tropicales en el Atlántico supera al número del Pacífico noroeste, Western North Pacific. WNP, en cuatro años, lo que nunca sucedió en los 46 años anteriores a 2005«, dijo Chan, y señaló que la temperatura de la superficie del mar del Atlántico tiene una tendencia al alza. «Si bien este cambio está relacionado en parte con la variabilidad natural, sugerimos que el calentamiento global inducido por los gases de efecto invernadero también puede desempeñar un papel«.

Puedes leer: Asani y Karim, los ciclones gemelos que se mueven por el Océano Índico

Alrededor de un tercio de todos los ciclones tropicales (tormentas tropicales de baja presión con vientos devastadores, conocidos como huracanes en el Océano Atlántico y tifones en el Océano Pacífico) se desarrollan en el Pacífico Norte Occidental. Sin embargo, desde 1995, el número de tales tormentas tropicales ha aumentado en el Atlántico y ha disminuido en el WNP.

Un análisis reciente de datos históricos realizado por investigadores de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong reveló que hubo más ciclones tropicales en el Atlántico que en el WNP en 2005, 2010, 2011 y 2020.

«Climatológicamente, la región del WNP tiene el número anual más alto de ciclones tropicales, alrededor de 26, mientras que el Atlántico tiene alrededor de 13«, dijo el autor del artículo Johnny CL Chan, profesor emérito de ciencia atmosférica y ex director del Centro de Impacto Climático de Asia-Pacífico Guy Carpenter, Escuela de Energía y Medio Ambiente, Universidad de la Ciudad de Hong Kong. «Descubrir que el número de ciclones tropicales en el Atlántico supera a los del WNP en cuatro años recientes no tiene precedentes«.

Si bien estudios anteriores han investigado las variaciones en la actividad temporal de los ciclones tropicales en las cuencas individuales, dijo Chan, este es el primer estudio que examina las variaciones en la actividad de los ciclones tropicales entre las dos cuencas a lo largo del tiempo.

Te puede interesar: ¿Qué diferencias hay entre huracán, tifón y ciclón?

Los investigadores publicaron sus resultados en Advances in Atmospheric Sciences.

«El objetivo de nuestro estudio es investigar los cambios temporales de la diferencia en el número de ciclones tropicales entre las dos cuencas e identificar las razones físicas responsables de estos cambios«, dijo Chan.

Utilizando datos históricos disponibles públicamente de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU., los investigadores se centraron en la actividad de los ciclones tropicales desde 1975, cuando comenzaron las observaciones satelitales de rutina, hasta 2020. También emplearon datos disponibles entre 1945 y 1974 para validar sus hallazgos.

«En promedio, la temporada de ciclones tropicales del Atlántico se ha vuelto más activa desde 1995, en comparación con su período de actividad de ciclones tropicales relativamente bajo a partir de la década de 1970«, dijo Chan, y señaló que el aumento en la actividad se puede atribuir, en parte, a la Oscilación Multidecadal del Atlántico, un cambio naturalmente gradual de las temperaturas y condiciones del agua que pueden alimentar la actividad de los ciclones tropicales.

Los investigadores también examinaron la Oscilación del Pacífico Interdecadal y la Oscilación del Sur de El Niño. Descubrieron que las tres oscilaciones cambiaron durante el rango de 1975-2020 en formas opuestas que llevaron a una mayor actividad en el Atlántico pero una menor actividad en el WNP. Sin embargo, dijo Chan, otros factores, como la reducción del enfriamiento de los aerosoles y el calentamiento global inducido por los gases de efecto invernadero, pueden haber acelerado los cambios.

«De particular importancia es que el número de ciclones tropicales en el Atlántico supera al del WNP en cuatro años, lo que nunca sucedió en los 46 años anteriores a 2005«, dijo Chan, y señaló que la temperatura de la superficie del mar del Atlántico tiene una tendencia al alza. «Si bien este cambio está relacionado en parte con la variabilidad natural, sugerimos que el calentamiento global inducido por los gases de efecto invernadero también puede desempeñar un papel«.

Chan advirtió que si bien las oscilaciones podrían volver a sus fases anteriores, cambiando los niveles de actividad, el calentamiento del efecto invernadero y los forzamientos de aerosoles podrían dar como resultado un futuro incierto para los cambios en el WNP y el Atlántico.

«A medida que la Tierra continúa calentándose, es importante conocer los cambios futuros de esta diferencia en el número de ciclones tropicales entre las dos cuencas oceánicas e identificar los posibles impactos«, dijo Chan. «Todos estos cambios podrían tener una influencia significativa en las personas que viven en las dos cuencas, por lo que debemos evaluar la capacidad de los modelos climáticos para reproducir tales diferencias en el clima actual. Esto ayudará a hacer una proyección futura más confiable del número de ciclones tropicales en un clima más cálido».

Con información de: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

El cambio climático detrás del desprendimiento del glaciar de Marmolada en Italia

Los científicos aún no se ponen de acuerdo