Temporada de incendios en Córdoba

Las escasas lluvias en medio de la temporada seca, se le suma el patrón del viento y la mano del hombre en algunos casos.

Los meses más complicados con mayor riesgo de incendios en la provincia de Córdoba van de junio hasta septiembre, cuando el ambiente seco es mayormente dominante, los vientos de intensidad más persistentes y las lluvias aparecen de vez en cuando.

Como para tener una idea en cuanto a los montos de precipitaciones anuales en las Sierras de Córdoba, estos rondan entre los 400 y 600 milímetros anuales, según el lugar, este año, mediante el tercer episodio de la Niña, las lluvias fueron mucho más espaciadas, erráticas y con montos de milímetros por debajo de lo normal. Por tal motivo, la temporada de incendios en esta región del país siempre tiene lugar en los meses invernales, siendo agosto el mes de mayor actividad.

Es importante resaltar que los incendios son de origen antrópico y que las quemas se realizan para el rebrote de pasturas para alimentar al ganado, quemas de basurales a cielo abierto, desmonte de zonas naturales (muchas de estas protegidas por la Ley Provincial 9.814 de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo – OTBN)  para su posterior urbanización o realización de obras públicas, entre otras causales.

Puedes leer: Vientos huracanados ponen a Córdoba en alerta roja por incendios

El fuego contribuye a la degradación de los bosques, afectando los servicios ecosistémicos que nos ofrecen: regulación del caudal de ríos y arroyos; protección del suelo contra la erosión, provisión de hábitat para numerosas especies, entre otros. Al impacto ambiental, debemos agregar la destrucción parcial y total de viviendas que se encuentran en la interfaz rural-urbana de las sierras cordobesas.

Los incendios no solo causan daños materiales y ambientales, sino que ponen en riesgo la vida de las personas. Lamentablemente fallecieron dos personas como consecuencia de asfixia y quemaduras a causa del fuego en varias oportunidades, ni hablar de la fauna autóctona y la vegetación.

Seguir leyendo: Estos fenómenos influyen en la propagación de incendios

Se recomienda acentuar la prevención y evitar todo inicio de fuego, sobre todo en las zonas de mayor riesgo, como las sierras y el arco noroeste de la provincia, que conservan mayor índice de forestación.

En Córdoba, la época de mayor pelighro e incidencia de focos de fuego se da entre mayo y octubre de cada año. Sin embargo, desde hace varias temporadas se observa que se extienden esos riesgos hacia el verano y que crece la ocurrencia de incendios en los meses estivales.

En diciembre pasado hubo varios incendios de magnitud en el oeste provincial, sobre el valle de Traslasierra.

Para finalizar cabe destacar la utilidad de la información de origen espacial, en todas las fases de una emergencia. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) provee información satelital actualizada a organismos provinciales y nacionales para la gestión emergencias, y ha sumado la activación de la Carta Internacional (International Charter), iniciativa de diferentes agencias del mundo para provisión de datos satelitales ante catástrofes.

Teléfonos importantes: Emergencias y Denuncias por Incendios: 0800-888-38346 (FUEGO) Call Center Municipalidad de Córdoba: 0800-888-2447 ó *124 (sin cargo desde teléfonos fijos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Islas de calor y los efectos de los árboles en la ciudad

Un informe revela que se debe al efecto