Tras el impacto al asteroide Dimorphos, ahora luce una gigantesca cola

- en Astronomía, Ciencia
160
0

Mientras los astrónomos están monitoreando la órbita de Dimorphos para averiguar si ha cambiado o no en respuesta al impacto, se ven al mismo tiempo sorprendido por una prolongación de brillo desde su cuerpo rocoso.

El asteroide Dimorphos es parte de un sistema binario, porque gira en torno a otro asteroide llamado Didymos, que en griego significa gemelos. Tras el impacto de , la nave espacial DART de la NASA sobre la superficie del asteroide, ahora luce una cola que ha asombrado a los científicos.

Dimorphos tiene un diámetro de 160 metros y es más pequeño que Didymos, que tiene un diámetro de 780 metros.

A unos 11 millones de kilómetros de la Tierra, Dimorphos, de 160 metros de diámetro, es una pequeña luna que orbita el asteroide Didymos, de 780 metros de diámetro. A esa distancia impactó DART, un satélite del tamaño de un frigorífico normal.

Puedes leer: Nave de la NASA impactó contra un asteroide para desviar su trayectoria

La cola de Dimorphos

El dramático impacto expulsó una nube de polvo y convirtió al asteroide en una especie de cometa. «Dimorphos ahora tiene cola«, informa Ernesto Guido, quien fotografió la estructura durante la madrugada del 28 de septiembre de 2022.

«Esta imagen de arriba muestra el asteroide unas 29 horas después del impacto«, dice Guido, que utilizó un telescopio de 0,61 m controlado a distancia en El Sauce, Chile. «Desarrolló una hermosa cola estrecha de 80 segundos de arco de largo«.

Te puede interesar: Buscarán cambiar la órbita de un asteroide potencialmente peligroso

El lunes 26 de septiembre, la nave espacial DART de la NASA chocó contra el asteroide Dimorphos. Los telescopios terrestres no tuvieron problemas para ver el impacto. Los astrónomos del Sistema de última alerta de impacto terrestre de asteroides (ATLAS, por sus siglas en inglés) en Hawái registraron una brillante nube de escombros.

La NASA se sorprendió por la fácil visibilidad del impacto de DART desde la Tierra. La cola les da a los observadores una cosa más para monitorear mientras los astrónomos buscan cambios en la órbita del asteroide. Incluso un ligero cambio demostraría que la tecnología humana puede alterar la trayectoria de un asteroide, una posible estrategia para la futura Defensa Planetaria.

Ahora que el polvo se ha despejado, los astrónomos están monitoreando la órbita de Dimorphos para averiguar si ha cambiado o no en respuesta al impacto. Incluso un ligero cambio demostraría que la tecnología humana puede alterar la trayectoria de un asteroide, una posible estrategia para la futura Defensa Planetaria.

Spaceweather.com NASA

Con información de: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El océano, nuestro clima y nuestro tiempo

El medio marino afecta el tiempo y el