Un oso polar atacó y mató a dos personas en Alaska

- en Social, Vida animal
75
0
White Female Polar Bear in downtown City of Vancouver, BC.

La noticia se dio a conocer en las últimas horas y ya ha dado vueltas al mundo. Distintos portales web y televisivos trasmitieron este trágico echo, que muchos califican como raro.

Estos animales desarrollan gran parte de sus actividades vitales sobre las placas de hielo donde cazan, dan a luz o se alimentan. Son animales carnívoros y sus presas favoritas son las focas por lo que para poder alcanzarlas necesitan de las placas de hielo.

«Los informes iniciales indican que un oso polar ingresó a la comunidad y persiguió a varios residentes», dijo la policía en un comunicado sobre el ataque ocurrido el martes. 

El hecho ocurrió aproximadamente a las 14:30 horas del pasado martes en Gales, Alaska, con una población estimada de unas 170 personas. “Los informes iniciales indican que un oso polar ingresó a la comunidad y persiguió a varios residentes”, según un comunicado emitido por el Departamento de Seguridad Pública de Alaska el martes después del ataque. “El oso atacó fatalmente a una mujer adulta y a un menor”.

Puedes leer: El oso polar podría desaparecer a causa del cambio climático

Las identidades de las víctimas no se hicieron públicas, ya que las autoridades estaban tratando de informar a sus familias. Un residente del municipio de Wales, en la costa occidental de Alaska, abatió a tiros al oso.

Los ataques de osos polares son extremadamente raros. Según los medios locales, uno de los encuentros fatales más recientes entre un humano y un oso polar en Alaska fue en 1990. 

Según la ONG canadiense Polar Bears International, los osos polares han matado solo 20 a personas en todo el mundo entre 1870 y 2014, aunque la frecuencia de los ataques está aumentando. 

Wales, un pueblo de unas 150 personas a orillas del Estrecho de Bering, que separa Estados Unidos de Rusia, forma parte de un grupo de comunidades indígenas que tradicionalmente han cazado osos polares para subsistir. 

Los gigantescos osos -los machos pueden llegar a pesar 680 kilos- enfrentan amenazas cada vez mayores por el cambio climático, con su hábitat de hielo marino en el Ártico desapareciendo a medida que el extremo norte se calienta hasta cuatro veces más rápido que el resto del mundo.

Seguir leyendo: Oso polar escondido en el paisaje blanco y congelado del Ártico: ¿puedes verlo?

Los osos, cuyas poblaciones están disminuyendo, dependen del hielo para buscar focas y para desplazarse y reproducirse.

Algunas comunidades del Ártico forman patrullas para protegerse de estos animales, aunque actualmente no había ninguna en funcionamiento en Wales, según el diario local Anchorage Daily News.

Con información de: https://www.msn.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Áreas de Norteamérica esperan una intensa entrada de aire ártico que podría dejar temperaturas por debajo de los -30 ºC

La nueva onda de aire antártico polar se