Una empresa japonesa realizará en 2019 la primera lluvia de meteoritos artificiales

- en Astronomía, Curiosidades y rarezas
732
0

Es uno de los proyectos propuestos para la ceremonia inaugural de los juegos de 2020

a inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio en el año 2020, aspira a ser la más espectacular de toda la historia. Y los proyectos que se barajan para ese acontecimiento son realmente espectaculares. Entre todos los que se han presentado destaca el de la empresa Star-ALE, que propone nada menos que crear una lluvia de meteoritos artificiales.

Resultado de imagen para Meteoritos artificiales

Y será a principios de 2019 cuando podamos disfrutar de un anticipo de este espectáculo, ya que en esas fechas se realizará la primera lluvia de prueba. Para ello, la compañía japonesa pondrá en órbita en órbita un satélite con forma de cubo con un ancho de unos 60 centímetros en cada lado, y que irá cargado con unas mil cápsulas rellenas de sustancias pirotécnicas. Al liberarlas sobre la atmósfera comenzarán a arder, y darán lugar a un espectáculo visual similar a una lluvia de bólidos.

El satélite seguirá lo que se conoce como órbita sincrónica al sol, que le permite sobrevolar sobre el mismo punto varias veces al día. Y el punto elegido para esta lluvia de prueba se encuentra sobre el desierto australiano. Si todo sale como está previsto, se espera que la lluvia de meteoritos sea visible en un área de cien kilómetros cuadrados.

En este vídeo provisional podréis ver como está previsto que sea el espectáculo celestial.

quo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Glaciares patagónicos desde el espacio

El parque nacional fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981, y se encuentra entre los lagos Viedma (en la parte superior de la imagen) y Argentino (abajo), la mayor reserva de agua dulce del país. Este sistema de lagos recibe el agua del deshielo de los glaciares y de los ríos de la región, y su color tan característico es debido a una fina suspensión de partículas de roca molida por los glaciares que se conoce como ‘leche glacial’.