Una visita inesperada en la Pampa

Una visita inesperada en la Pampa

Lobo marino en la pampa 5

De la Patagonia a la Pampa. Un ejemplar macho subadulto de elefante marino del sur, fue encontrado descansando bajo un monte de talas y coronillos distante unos 700 mts de la ribera del Río de la Plata, a la altura de Punta Piedras, extremo norte de la Bahía Samborombón.

Lobo marino en la pampa  2

El animal, de unos 600 kilos de peso, se alejó 700 metros de la costa del Río de la Plata para tirarse a descansar al borde de la ruta provincial número 11.

Lobo marino en la pampa 1

Un ejemplar macho de elefante marino del sur fue encontrado descansando bajo un monte de talas y coronillos distante a unos 700 metros de la ribera del Río de la Plata, a la altura de Punta Piedras, extremo norte de la Bahía Samborombón.

Lobo marino en la pampa 3

Ante el hallazgo, la Policía Comunal de Punta Indio y personal del Refugio de Vida Silvestre Bahía de Samborombón montaron un operativo para proteger al animal y permitirle un descanso tranquilo.

Lobo marino en la pampa 4

El joven elefante marino, de casi tres metros de longitud y un peso aproximado de 600 kilos permaneció entonces reposando a metros de la Ruta Provincial número 11, separado del asfalto apenas por un alambrado.

Lobo marino en la pampa 6

Personal del acuario del Zoológico de Buenos Aires fue hasta el lugar para constatar el buen estado de salud del animal, que después de un día de descanso, decidió volver a su hábitat natural y transitó pesadamente los 700 metros de campo y talares que lo separaban de las aguas del Río de la Plata.

En su recorrido de regreso, el elefante marino era observado por el ganado vacuno del lugar. Finalmente y tras mucho esfuerzo para orientarse, el animal llegó al agua y se zambulló.


Vía: clarin
(Laura Gravino/Zoo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Impactantes fotos de las inundaciones que tienen a China bajo el agua

Las fotos muestran el desastre que ha dejado