Una voz en contra del cambio climático

Una voz en contra del cambio climático

- en Calentamiento global
1014
34

Richard Lindzen - Una voz en contra del cambio climático

En medio del consenso cientí­fico generalizado que asegura que el calentamiento global es un hecho y que la actividad humana tiene mucho que ver al respecto, una voz disidente se eleva con fuerza para denunciar que detrás del debate sobre el cambio climático se esconde una turbia trama de corrupción y manipulaciones económicas y polí­ticas.

Richard Lindzen es docente de la cátedra de Meteorologí­a en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) con más de 40 años en la actividad. Su trayectoria siempre se ha caracterizado por una férrea oposición a las tendencias cientí­ficas mayoritarias. Lindzen ha estado investigando el clima de la Tierra desde la década de 1960 y sus trabajos sobre la dinámica de la atmósfera han sido reconocidos por sus colegas como una obra de importancia fundamental. Incluso en 1977 fue elegido como miembro de la sección de Geofí­sica de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Desde hace un tiempo, este polémico cientí­fico ha intentado demostrar que el calentamiento global no existe o que de producirse, podrí­a resultar beneficioso. De hecho, en el año 2001 Lindzen publicó un documento en donde especulaba que a medida que la Tierra se calentara, el nivel de vapor de agua en la atmósfera superior disminuirí­a en intensidad, permitiendo la fuga del calor y provocando una reducción de la temperatura global. El estudio fue ampliamente rechazado por la comunidad cientí­fica y finalmente Lindzen tuvo que reconocer a regañadientes que su hipótesis era incorrecta.

En los últimos años las publicaciones de Lindzen han dejado de tener un carácter puramente académico y apuntan a denunciar al establishment cientí­fico, acusándolos de crear un falso alarmismo alrededor del calentamiento global para obtener recursos económicos que solventen sus investigaciones, y para el subsidio de las tecnologí­as de energí­as alternativas. Su artí­culo más polémico lleva el tí­tulo «El clima del miedo» y fue publicado en abril de 2006 por el Wall Street Journal. Las declaraciones de Richard Lindzen resultaron explosivas: «El éxito del alarmismo climático puede medirse en los gastos federales en investigación climatológica, que de unos pocos cientos de millones de dólares en 1990, ascendieron a un total de 1700 millones de dólares en la actualidad. También se observa en el incremento de inversiones en tecnologí­as de energí­a solar, eólica, etanol entre otras.»

Pero Lindzen llega todaví­a más lejos con su denuncia: «Existe un aspecto mucho más siniestro en este frenesí­ de inversiones. Los cientí­ficos que están en desacuerdo con este alarmismo han visto sus fondos desaparecidos, sus trabajos cancelados y han sido tratados como dementes, cientí­ficos locos o cosas peores. En consecuencia, las mentiras sobre el cambio climático aumentan aunque se burlen de la ciencia en la que supuestamente se basan.»

El principal blanco de las crí­ticas de Lindzen es el Premio Nobel de la Paz Al Gore. De acuerdo al controversial cientí­fico, en 1992 «Gore llevó a cabo dos audiencias en el Congreso en donde trató de acosar a los cientí­ficos disidentes -entre los que yo me incluí­a- para persuadirnos de cambiar nuestro punto de vista y apoyar al alarmismo climático». Según Richard Lindzen, los contactos de Gore con el poder le sirvieron para imponer su influencia en puestos clave de la comunidad cientí­fica internacional, siendo apoyado por un grupo de eco-activistas radicales en su objetivo de chantajear y desacreditar a quienes no se manifiesten abiertamente a favor del Calentamiento Global Antropogénico.

Lindzen se considera a sí­ mismo con un David enfrentándose al Goliat de la comunidad cientí­fica. En sus recientes declaraciones, el académico apunta sus dardos contra «el inquebrantable triángulo de cientí­ficos del clima, grupos de apoyo y gestores de polí­ticas con interés en provocar alarmismo». Afirma también que conoce a «docenas» de cientí­ficos que están de acuerdo con él pero que no se atreven a decirlo públicamente, e insiste en que los grupos ambientalistas son los responsables de los mayores abusos de la Ciencia.

Lo cierto es que alrededor del debate sobre el calentamiento global asoman intereses muy influyentes, de orden polí­tico y económico. Por una parte, la prédica incesante de Al Gore (importante figura del Partido Demócrata que acaba de llegar al poder en los Estados Unidos de la mano de Barack Obama) se contrapone al contundente rechazo del republicano George W. Bush a la ratificación del Protocolo de Kyoto y a la manipulación y censura comprobada de documentos cientí­ficos relacionados con el calentamiento global.

La otra gran lucha -cuándo no- se centra en los poderosos intereses económicos que pueden resultar beneficiados o perjudicados ante las polí­ticas que se tomen con respecto al calentamiento global. Así­ como Richard Lindzen acusa a los activistas ecológicos de causar el pánico para obtener mayores fondos en su propio beneficio, se sabe también que los grandes lobbies petroleros, del carbón y de otras empresas de energí­a están presionando con toda su influencia para negar la existencia del calentamiento global, ya que la aplicación de polí­ticas de reducción de contaminación y consumo de combustibles fósiles producirí­a una drástica reducción de sus gigantescas ganancias. De hecho, existen pruebas de que el propio Lindzen y otros de sus colegas son apoyados económicamente por la petrolera Exxon Mobil, en una maniobra similar a la de las compañí­as tabacaleras que financian a cientí­ficos que intenten demostrar a toda costa que los cigarrillos no perjudican a la salud del fumador.

¿Cuál de las dos partes tiene la razón? Es difí­cil de asegurar entre tantas acusaciones cruzadas. Lo cierto es que mientras el dinero y el poder se entrometen en la investigación cientí­fica, nuestro querido planeta continúa siendo dañado y contaminado irremediablemente ante la impotencia de buena parte de la Humanidad, que no goza de los beneficios del progreso tecnológico pero igual debe sufrir sus consecuencias sobre el ambiente.

34 Comments

  1. hola soy de chaco y hace 2 años el verano aca es mas frio q gas de pinguino, un dia de 40 grados y un mes entero con 30 o menos,cuando yo estaba acostumbrado a 45 grados todos los dias en verano y 0 hasta -1 en ivierno, este invierno hizo 7 bajo cero(nunca visto aca), me dedico a la actividad agropecuaria, amo la naturaleza y la cuido, pero investigando un poco veo q es mentira, mentira, mentira ese apocalipsis de los cintificos mentirosos, mentira todo lo q dicen, ademas somos muchisimos los q conocemos la religion y sabemos q la tierra se va a terminar x la maldad de los hombres no x el calentaminto global, asi q muchachos disfruten la vida y sean felices! saludos

  2. Muchachos:

    Que hubo hay y habrá oportunistas que buscan beneficios propios con cualquier tema, no cabe duda para quién haya leido algo de historia.
    Con esto quiero decir que en este tema del calentamiento global no está excento, mas aun en un mundo tan globalizado por la comunicación que hoy tenemos.
    Ahora que el calentamiento existe no se puede negar, esto no quiere decir que todo el planeta sufrirá lo mismo. Se sabe a ciencia cierta que desde hace por lo menos 250 millones de años el planeta se enfrió, perdiodos de glaciación por calentamientos globales al menos 4 veces, la últimas vez hace unos 10.000 millones de años. En estos caso se producjo por fenomenos naturales.propios del planeta,(volcanes) o externos,(meteoritos), no viene al caso.
    El calentamiento traerá bajas temperaturas en el hemisferio norte porque hoy sabemos y no por modelos matemáticos que las corrientes marinas regulan el clima en todo el planeta. La corriente del Golfo, que lleva agua calida del Golfo de Mejico al Mar del Norte mantiene las temperaturas cálidad en el Norte de Europa. Al aumentar los deshielos en Groenlandia, ( hace pocos dias se detectó que está ocurriendo a una tasa superior a la estimada por los alarmistas de hace unos años), la densidad del agua del mar disminuye y baja la velocidad de esta corriente. Desde 1950 que se viene midiendo ha bajado y se debe a este fenomeno. Por este motivo el Norte de Europa, si la temperatura global sube por encima de los 3°C en los proximos 50 años y llegamos a lo que se denomina «punto de no retorno» o sea ya no podremos hacer nada para evitar que el planeta se siga calentando, comenzará a enfriarse hasta llegar a la glaciación de alguna regiones.
    Aunque parezca paradojico el calentamiento del planeta provocará frio fundamentalmente el el Hemisferio Norte y Zonas muy calientes en algunas partes del Hemiferio Sur.
    Decir que no existe una relación global en el clima es desconocer que el planeta es uno solo y recién ahora estsmos comprendiendo parte de su funcionamiento.
    Desconocer que existen irrefutables pruebas de el retroceso de los galciares (fotos) en los últimos 100 años tanto el el Hemisferio Norte,(Groenlandia, Alaska y muchos otros) como así­ tambien en el Sur Argentino y Chileno.
    Ayer se informo que la famosa barrera de Wilkins en la Antartida está por desaparecer en breve y esto es una realidad que no tiene que ver con AL Gore y todo su séquito, o todos los otros que esten del otro lado.
    Creo que es maravilloso, al menos para mi, ver como se esta trabajando en energias alternativas y como recuperar agua para uso potable, o como reciclar basura que en las grandes ciudades nos está tapando y la escondemos bajo la alfombra, bue quise decir bajo la tierra con las consecuencias que eso tiene.
    Sabian que estamos consumiendpo 120 millones de toneladas de agua más de las que caen el el planeta por lluvias? Hasta cuando creen que va aguantar la Tierra?
    Creer por «sentido común» que podemos seguir contaminando el agua, el aire y el suelo de la manera que hoy lo hacemos en definitiva el Planeta sin que esto tenga consecuencia para nuestros hijos y/o nietos es poco responsable.
    Disculpen si me extendí­ pero creo que hoy tenemos la responsabilidad de cuidar la casa global que nos han prestado.
    Podemos disfrutar la vida, pero con un poco de responsabilidad, no cuesta nada. Saludos

  3. María Inés

    Muchas gracias a Nuestro Clima por el informe, igualmente para el Sr. E. Ferreyra por la información tan detallada que nos brindó.
    Desde mi ignorancia, creo que el calentamiento global existe y en parte la responsabilidad es del hombre que no cuida nuestro planeta.

  4. hola chicos es muy interesantetodo esto me encantaria pensar que se va a enfriar pero yo cada dia siento mas calor y veo que el clima es un desastre no es parejo algo esta sucediendo y no es bueno mis padres em cuentan que antesse respetaban todas las estaciones y ya no tengo un abebe y pienso en el planeta que le estamos dejando ojala se pueda reertir la situcaion saludos

  5. Andrés Fiandesio

    Eduardo Ferreyra, es muy confuso para nosotros los ignotos, recibir de los cientí­ficos mensajes tan discordantes; sobre todo cuando se quiere sostener que es un FRAUDE el fenómeno del Calentamiento, que podrí­a matar nuestro planeta en poco tiempo (¿5 décadas, 2 siglos?…), y convertir nuestras vidas en un Holocausto global que haga vivir a toda la humanidad los males propios de las guerras (peor calmidad que existe en este mundo).

    Por un lado das explicaciones con fundamento cientí­fico a fenómenos que la propaganda atribuye al calentamiento.
    Y por otro lado invocas a gitanas (cuidado) y a las apuestas para saber si en 1 década más va a haber calentamiento o enfriamiento.

    Por un lado, desestimas los registros de temperatura que existen antes del año 1940 (lo hiciste en algún post en otro artí­culos).
    Y por otro lado utilizaste esos registros (la pequeña Era de Hielo y otras épocas de enfriamiento y calentamiento y vuelta a enfriar), para fundamentar una idea que respaldara tu refutamiento al CALENTAMIENTO.

    A los que no pertenecemos a mundo cientí­fico no nos queda otra que escuchar al mismo; un mundo donde sus integrantes (cientí­ficos) no se ponen de acuerdo. Y como si fuera poco, ahora cada integrante no se pone de acuerdo consigo mismo.

    Por favor un poco de mesura y responsabilidad. En tu afán por demostrar lo que vos crees que es un FRAUDE, pero que aparentemente nadie pudo demostrarlo ni en un sentido ni en el otro (habrá que preguntarle a las gitanas), utilizas o desacreditas información según tu conveniencia (lo mismo que hacen quienes sostienen el FRAUDE).

    Pero principalmente, lastimas toda iniciativa amorosa a la preservación de los recursos naturales en el estado más puro posible.
    Pisoteas con indiferencia y desenfado el esfuerzo genuino de muchos que (entre otras cosas) quieren enseñarnos que el camino es AMOR AL PLANETA.

    Cuando nos brindes y compartas tu conocimiento (que son necesarios), cuando hagas tu aporte a esclarecer para todos nosotros los verdaderos riesgos de la contaminación que estamos haciendo en el planeta; te pido que lo hagas sin rencores, que nadie te odia por pensar distinto.

  6. «Pero principalmente, lastimas toda iniciativa amorosa a la preservación de los recursos naturales en el estado más puro posible.»

    Jaja! Por favor. Eduardo nunca dijo eso. Es más, desde el pensamiento nacional (sector al que creo que pertenece) siempre se ha dado importancia a la preservación del medio ambiente (de hecho, ya Perón hablaba del tema antes de que todo esto del Calentamiento Global se convierta en maquinaria propagandí­stica). Una cosa es preservar el medio ambiente, lo cual es absolutamente necesario; otra cosa es que la WWF y otras ONG’s con Rockefeller y Soros detrás nos quieran sacar territorio nacional. He allí­ la diferencia…

  7. Andrés Fiandesio

    Emiliano: ……….. ????????????????

    Sin entender lo de Soros y lo de nacional (….. que parecido a una leyenda urbana…..), igualmente te aclaro que en ningún momento acusé a Eduardo F. de no interesarse por «la preservación del medio ambiente» (si fuera así­ no estarí­a dando en esta página su muy valioso aporte); sino de «lastimar iniciativas AMOROSAS» a la preservación del medio ambiente. (ahora me doy cuenta que estuvo de más la palabra «toda».

  8. Hola, para nosotros los «legos», es todo un embrollo este debate dado la impresión de sapiensa de la gente que aquí­ vuelca sus pareceres.
    El embrollo, muchachos, dejarí­a de serlo si ustedes nos dicen que debemos hacer -si es que tenemos que hacer algo- en favor de nuestro planeta

  9. Hola amigos,
    no me extraña que aparezcan este tipo de discusiones sobre un tema tan importante y candente como el famoso y tan vapuleado CALENTAMIENTO GLOBAL.
    Evidentemente ya no podemos creer en nadie, no me cabe ninguna duda que hay intereses macroeconomicos detras de todo esto, el problema es saber quien tiene la justa, y si la tiene, a cuanto la vende?
    Que estamos haciendo desastres en ecologí­a ya a nadie escapa, que por dinero todo se consigue, Vaya novedad!!!!
    Pero yo, quiero y debo enterarme las verdaderas consecuencias y su forma de mitigación.
    Ahora resulta que estos monstruos de la ciencia dicen e informan (mintiendo) lo que mas plata les deja a futuro.
    A quien le creo?
    A los alarmistas, como lo hice hasta ahora, o a este barba que tal vez tenga también otro negocio con este tema?

    Ojalá me hayan mentido hasta ahora para alarmarme!!!!!!!!!!!
    Tengo un nieto de 6 meses, que buena noticia serí­a!!!!!

    Pero……………..

    Saludos y gracias

  10. Coincido con Alan Dayan a cerca del comentario de Eduardo Ferreyra.

    Los agentes ecualizadores de la temperatura superficial de la tierra son principalmente los oceanos y la atmósfera.
    Considero a Eduardo una persona sorprendentemente culta e informada, pero con el respeto que se merece pienso que algunas veces presenta la información de manera muy tendenciosa y hasta ligeramente incoherente.

    Ejemplo:
    «…los gases de “invernadero” lo que hacen es ENFRIAR a la Tierra. »

    Se puede aceptar que los gases de efecto invernadero distribuyan parcialmente el calor de la tierra pero NO que la enfrien (globalmente). Si esto fuera cierto deberiamos llamarlo más bí­en «efecto heladera». Se puede encontrar muy facilmente información sobre este fenómeno para aquel que tenga curiosidad.

    Ejemplo2:
    «Si no enfriase a la Tierra hace 4 mil millones de años que el planeta estarí­a en llamas porque la temperatura se irí­a acumulando porque el calor no escaparí­a al espacio exterior.» .

    El planeta puede eliminar calor por radiación por si sólo y no necesita de la ayuda (o deberí­a decir del estorbo) del «efecto invernadero». Una pequeña pequeña esquicitez técnica es que la temperatura es una variable intensiva y no puede «acumularse», solo subir o bajar. Pero la idea igual se entiende y la estimación de la edad de la tierra es correcta.

    Ejemplo3:
    «Si no fuese por los “gases invernadero,” el lado del planeta expuesto al Sol tendrí­a una temperatura de superficie de más de 150ºC y el lado oscuro una de alrededor de -150ºC.»

    Me parece un poco exagerada la temperatura máxima estimada. Tomando como referencia la luna que no tiene atmosfera ni oceanos y un albedo menor ( o al menos similar al de la tierra sin atmósfera), su máxima temp es de 123°C. De cualquier manera esto es totalmente discutible. La temp minima me parece muy razonable.

    Ejemplo4:
    » El CO2 tiene una concentración de 0,038% mientras que el vapor de agua tiene una que varí­a del 5 al 100%, más o menos.»
    Ok, asumo que la conc de CO2 es porcentaje molar, pero la concde H2O en qué la expresas? Humedad relativa supongo, pues 100% de agua implica muerte por asfixia.

    Ejemplo5:
    «El calor que uno siente un dí­a de verano no lo da el CO2 sino los gases principales: el oxí­geno y el nitrógeno, ayudado por el vapor de agua.»

    Creo que la idea es que la atmósfera con todos sus gases contribuye a la distribución de calor sobre la superficie terrestre. Esto me parece correcto, pero no es coherente con lo que decis inicialmente: «Lo que hace el “efecto invernadero” es distribuir de manera uniforme el calor en la atmósfera.»

    Ejemplo6:
    «En un dí­a con 30ºC y 90% de humedad relativa ambiente uno se sofoca de calor, pero con 45ºC y 10% de humedad uno la pasa bomba. Sin embargo, la concentración de CO2 es la misma en ambos casos.»

    Totalmente correcto, pero no refuta el concepto de efecto invernadero para nada. (si es que esa era la intención). Primero vale decir que el vapor de agua ES un gas de efecto invernadero, y segundo y más importante es diferenciar entre temperatura y sensación térmica. Nos sentimos más comodos con baja humedad porque podemos eliminar más calor por transpiración. Sobre esto hay también abundante información.

    Les sugiero que lean todas las versiones del cuanto y no copien ninguna, compongan una propia


    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Qué es la sensación térmica?

Por más que la temperatura del aire que