Análisis global de la concentración de monóxido de carbono

Análisis global de la concentración de monóxido de carbono

Satélite Aqua de la NASA

La franja de colores rojo, naranja y amarillo que atraviesa Sudamérica, Africa y el Océano Atlántico en esta imagen señala los elevados niveles de monóxido de carbono en la atmósfera, según datos registrados en septiembre de 2005 por el sensor AIRS del satélite Aqua y puestos a disposición del público recientemente por la NASA.

Niveles de monóxido de carbono en la atmósfera terrestre

El monóxido de carbono que observamos proviene principalmente de los incendios forestales que se producí­an en el Amazonas en ese entonces, con la contribución adicional de otros incendios menores en el sur de Africa. Estos incendios cubrieron los cielos de Sudamérica de humo, lo que pudo apreciarse desde el espacio por medio del sensor MODIS del satélite Aqua (ver foto inferior).

Imagen satelital de un incendio forestal en el Amazonas

Por otra parte, la siguiente animación muestra cómo el monóxido de carbono (uno de los componentes del humo) se desplaza hacia el este a lo largo del mes de septiembre.

Liberado al quemarse el carbón, el monóxido de carbono es un gas contaminante que reduce la cantidad de oxí­geno que puede llegar hasta los tejidos y órganos del cuerpo. Además, el monóxido de carbono es un precursor del ozono a nivel de la superficie y del smog, así­ que la medición global de este gas proporciona una buena indicación del nivel de la salud de la atmósfera. Se estima que un 50% de la producción de este contaminante se debe a fenómenos naturales como el observado en estas imágenes, en tanto que el resto se produce como consecuencia de la actividad humana.

Estas mediciones resultan muy importantes porque es la primera vez que los cientí­ficos pueden monitorear el desplazamiento de las emisiones de incendios alrededor del mundo, de forma diaria. Hasta ahora, se recurrí­a a simulaciones informáticas o a sistemas de seguimiento que sólo mostraban una vista parcial de los efectos del monóxido de carbono sobre la atmósfera terrestre.

12 Comments

  1. DE BEMOS TENER MAS CON SIENSIA PUES EL MUNDO PUEDE MORRIR Y NO SOTROS TAMVIEN POR NUESTRA CULPA

  2. Es increíble como quienes aquí comentan, hacen gala de tanta ignorancia y mala ortografía junta, por ejemplo viviana no conoce los acentos y menos que el DIÓXIDO es un gas absolutamente necesario para nuestra existencia así como también para el resto de los animales y plantas, NO ES TÓXICO COMO IGNORANTEMENTE PIENSA, el mortal es el MONÓXIDO DE CARBONO, pero ese es otro cuento.

    Concuerdo en que este es un planeta hermoso (a ojos nuestros), pero no por eso deja de ser absolutamente agreste y hostil al ser humano, y éste, si ha logrado sobre vivir a tanta adversidad, es porque ha desarrollado su inteligencia y capacidad de «convivir» lo mejor posible con una siempre aniquilante naturaleza, y para ello ha tenido que modificarla obligadamente …o morir!

    Así que, por favor, a pensar un poco más ante tanta estupidez que se repite como adiestrados loros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El fabricante de lluvias

California, 1915. La ciudad de San Diego atraviesa