Zonas de España en medio de una ola de calor han batido récords históricos de temperaturas

Zonas de España en medio de una ola de calor han batido récords históricos de temperaturas

Cerca de un centenar de estaciones superaron los 25 grados centígrados por la noche y que durante el día, unas 200 estaciones superaron los 40ºC, con récord absoluto de temperatura máxima en más de 20 observatorios.

La ola de calor, que continúa en la Península y Baleares y que seguirá en Canarias hasta el miércoles día 18 de agosto, deja «numerosos registros históricos», especialmente en lo que se refiere a récords de temperatura máxima absoluta y temperatura mínima más alta.

En concreto, ha precisado que el viernes, día 13, una docena de localidades alcanzó o superó los 45 grados centígrados (ºC), una cifra que llegó a 26 el día 14 de agosto.

El sábado hubo nada menos que alrededor de 230 estaciones que midieron o superaron los cuarenta grados de temperatura máxima y el domingo, 15 de agosto, siete estaciones alcanzaron o superaron 45ºC y unas 210 estaciones los 40ºC de temperatura máxima. De ellas, seis en Canarias, que también está afectada por la ola de calor.

El calor ha sido el gran protagonista de este fin de semana de mediados de agosto. La ya famosa masa de aire africano ha teñido de un rojo intenso el mapa de temperaturas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 

Este episodio podría ser uno de los más adversos vividos en España en lo que a intensidad se refiere, es decir, las temperaturas tanto máximas como mínimas han sido muy elevadas.

El centro y sur peninsular, así como las islas, son las zonas que más han sufrido la llegada de esta ola de calor que, como asegura Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, posiblemente se trate de «una de las más intensas vividas en cuanto a máximas se refiere». Además, también «ha sido significativa en cuanto a extensión afectada por las altas temperaturas», teniendo en cuenta que este fin de semana han permanecido en alerta por calor hasta 15 comunidades, cuatro de ellas en riesgo extremo: Andalucía, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana.

En muchos municipios y localidades se ha llegado incluso a temperaturas históricas. Como informa la Aemet, se han igualado o batido récords de temperaturas máximas absolutas en una veintena de estaciones meteorológicas y, en algunos casos, se han batido récords en dos o, incluso, en tres días. 

La lista es extensa, pero destacan los 46,9 grados medidos en Córdoba el día 14, igualando su registro del 13 de julio de 2017. Es el valor más alto medido por el momento en la red principal de la Aemet. Ese mismo día, la estación automática de Montoro, también en la provincia de Córdoba, midió 47,4 grados, superando en una décima su anterior récord, del 13 de julio de 2017, y que se trata de la temperatura más alta medida en España de manera confiable en la red principal de la Aemet y su red moderna de estaciones automáticas. 

Además, se han batido récords de temperatura máxima en Albacete Base Aérea, con temperaturas récord durante todo el fin de semana. La más alta, registrada durante la jornada del sábado, cuando llegó a los 43,3 grados y superando los 42 grados del mes de agosto de 2012. También Albacete capital llegó a marcar récord durante el viernes y el sábado, aunque fue en este segundo día de la ola de calor cuando alcanzó su máxima temperatura desde agosto de 2012, con 42,7 grados.

Ávila no llegó a registrar temperaturas superiores a los 40 grados, pero casi. Tanto viernes como sábado, batió récords, pero fue en esta segunda jornada cuando alcanzó su cénit, situándose en los 38,8 grados, algo histórico para la zona, pues lo máximo que se había registrado hasta entonces fueron 37,4 grados en 2005.

Castilla y León siguió acumulando récords de temperaturas durante el fin de semana. Así, los termómetros de otras provincias como Segovia, con 38,7 grados el viernes, y Soria, también este día con 38,5 grados, hicieron historia desde los meses de agosto de 2003 y de 1957, respectivamente.

En Castilla-La Mancha, el mayor récord de temperatura máxima lo tuvo Cuenca, donde los tres días (viernes, sábado y domingo) las máximas alcanzaron niveles históricos y, en todo momento, superiores a los 40 grados. En concreto, la jornada del viernes fue la más calurosa con 41,5 grados, lo que supera con creces su récord de agosto de 2012 con 39,7 grados.

Además, en la provincia de Teruel, tanto la localidad de Calamocha como la propia capital superaron las temperaturas máximas registradas hasta el momento. En Calamocha se alcanzaron los 39,9 grados tanto el viernes como el sábado, y en Teruel capital, las temperaturas superaron en todo momento los 40 grados, alcanzando su máximo el sábado con 41,3 grados y superando el récord de 40,2 en agosto de 2012.

En la comunidad madrileña los termómetros también llegaron a superar hasta ahora los máximos conocidos. Sobre todo, en zonas como el parque de El Retiro, superior a 40 grados tanto el viernes como el sábado; Madrid Aeropuerto de Barajas, con casi 43 grados el sábado; Madrid Cuatro Vientos, con su máxima el sábado con 42,2 grados; Getafe, con 42,6 grados el sábado, o Torrejón de Ardoz, con 42 grados el viernes.

Ahora bien, en el sur peninsular es donde se han dado las mayores temperaturas este fin de semana. Así las cosas, además, de Córdoba, zonas como Granada, o la base aérea de Alcantarilla, en Murcia, también han dado de qué hablar: se han batido récords con 46 grados el sábado, y 46,8 grados el domingo, respectivamente. También en Murcia, con 46, 2 grados el domingo, superando con creces los 43,2 grados registrados en agosto de 2012.

De todas ellas, tan solo las estaciones meteorológicas de Cuenca y Teruel registraron máximos históricos durante las jornadas del viernes, sábado y domingo. Unas temperaturas superiores en todo caso a los 40 grados y que superan los récords registrados en estas localidades en agosto de 2012.

En cuanto a las temperaturas mínimas, se han igualado o batido récords en Jaén, donde el viernes no se bajó de los 30,2 grados; en zonas de la Comunidad de Madrid como Getafe o Madrid Retiro, en torno a los 26 grados, o en Albacete Base Aérea y Albacete capital, donde tampoco llegó a descender por debajo de los 25 grados.

Las temperaturas mínimas también han sido muy elevadas con temperaturas superiores a 25 grados en amplias zonas del Mediterráneo: zona centro y mitad sur de la Península. Las noches tórridas, aquellas cuya temperatura mínima no baja de 25 grados han alcanzado en esta ola de calor una gran extensión: unas 85 estaciones de la red de Aemet no bajaron de esa cifra en la madrugada del viernes 13 al sábado, y en la madrugada del sábado al domingo, cerca de un centenar. Incluso algunas estaciones no bajaron de 30 grados.

Paralelamente, en algunas zonas del Mediterráneo, se produjeron fenómenos locales, como los llamados reventones cálidos, asociados a tormenta secas que elevaron las temperaturas de madrugada por encima de los 38 e incluso los 40 grados. Esto ocurrió en la madrugada del sábado al domingo en zonas próximas al litoral de la provincia de Castellón, al descender aire muy cálido desde capas medias de la troposfera al nivel del mar y calentarse en ese descenso.

En cualquier caso, a partir del martes esta ola de calor comenzará a abandonar la península y, con su marcha, dejará un descenso de los termómetros de al menos 10 grados en amplias zonas de la Península. Se ha tratado, por tanto, de un fenómeno intenso, pero no histórico en cuanto a extensión. Como apunta Del Campo, «ha habido olas de calor más extensas en cuanto a días de duración».

Ahora bien, si algo pudo certificar César Rodríguez Ballesteros, climatólogo de la Aemet, es que los días 13 y 14 de agosto de 2021 dentro de esta ola de calor fueron el segundo y tercero más cálidos registrados en el conjunto de España desde el año 1941. Unas jornadas calurosas que, como ya han alertado expertos en meteorología, cada vez serán más frecuentes y más intensas.

Vía: https://www.elespanol.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Nicholas provoca lluvias torrenciales a lo largo de la costa del Golfo de los EE.UU

Meteorólogos alertan que se trata de una tormenta