La capa de ozono cumple su papel en el calentamiento del planeta

La capa de ozono cumple su papel en el calentamiento del planeta

- en Calentamiento global, El clima
93
0

Históricamente, alrededor de un tercio del calentamiento del océano es atribuible al ozono. De este tercio, alrededor del 40% proviene de la estratosfera y el resto es la troposfera.

La capa de ozono representa un elemento vital para nuestro planeta ya que impide que la peligrosa radiación ultravioleta llegue a la superficie de la Tierra. Lo comprendimos de la peor manera en la década de 1980 cuando los científicos descubrieron un agujero en la capa de ozono en lo alto de la atmósfera sobre el Polo Sur, a causa de los clorofluorocarbonos (CFC), una serie de productos químicos utilizados en la industria y y el comercio. Estos gases suben y se acumulan en la estratosfera, destruyendo la capa de ozono.

Alrededor del 70% de la energía solar que llega a la superficie de la Tierra es devuelta al espacio. Pero parte de la radiación infrarroja se retiene por los gases que producen el efecto invernadero, y se queda en la superficie terrestre.

Como resultado del efecto invernadero, la Tierra se mantiene lo suficientemente caliente como para hacer posible la vida sobre el planeta. De no existir ese efecto, las fluctuaciones climáticas serían intolerables. Sin embargo, una pequeña variación en el delicado balance de la temperatura global puede causar estragos. En los últimos 100 años la Tierra ha registrado un aumento de entre 0.4 y 0.8ºC en su temperatura promedio.

Los CFCs dañan la capa de ozono y son gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global de la atmósfera, por lo cual es importante evitar su emisión.

Puedes leer: La capa de ozono podría ser destruida por las erupciones volcánicas

El rol de la capa de ozono en el calentamiento del planeta

Una nueva investigación dirigida por científicos de UC Riverside revela que este nivel más bajo de ozono está agregando una gran cantidad de calor al Océano Austral, más de lo que los científicos creían anteriormente.

Este hallazgo se ha publicado ahora en la revista Nature Climate Change.

«La gente no ha prestado mucha atención en el pasado al ozono troposférico en términos de la absorción de calor del océano. Según nuestros modelos, debería ser así«, dijo Wei Liu, científico climático de la UCR y autor principal del nuevo estudio.

Los océanos eliminan la mayor parte del carbono y el calor que ingresan a la atmósfera cuando los humanos queman combustibles fósiles. El Océano Austral, también llamado Océano Antártico, recoge un tercio de todo el exceso de carbono en la atmósfera del mundo y aproximadamente el 75% del exceso de calor recogido por los océanos del mundo.

Es importante entender este calentamiento para poder controlarlo. El aumento del calentamiento de los océanos está contribuyendo a problemas bien documentados del aumento del nivel del mar.

Para promover esta comprensión, Liu y un equipo internacional de científicos exploraron simulaciones de modelos climáticos con cambios en los niveles de ozono entre 1955 y 2000. Estas simulaciones de modelos aislaron el ozono estratosférico y troposférico de otras influencias en las temperaturas del Océano Austral, permitiéndoles ver cómo cada factor contribuye. Si bien tanto el ozono estratosférico como el troposférico contribuyen al calentamiento del Océano Austral, el equipo descubrió que este último contribuye más.

«Históricamente, alrededor de un tercio del calentamiento del océano es atribuible al ozono. De este tercio, alrededor del 40% proviene de la estratosfera y el resto es la troposfera«, dijo Liu.

En la década de 1980, la creciente preocupación por un agujero generado por la contaminación en la capa superior protectora de ozono condujo al Protocolo de Montreal. Un acuerdo ambiental histórico, codificó la determinación de los 198 miembros de las Naciones Unidas de regular los productos químicos que generan ese agujero.

Seguir leyendo: La capa de ozono antártica de deteriora a causa del yodo en la atmosfera

Aunque las imágenes de satélite todavía muestran niveles bajos de ozono estratosférico sobre la Antártida, ha habido mejoras.

«Desde que se ratificó el protocolo, el agotamiento del ozono se ha recuperado un poco en la estratosfera y los modelos climáticos proyectan que continuará recuperándose gradualmente«, dijo Liu.

Liu cree que los resultados de este estudio son útiles para mostrar dónde las personas pueden realizar cambios adicionales que mejorarán el medio ambiente.

Los compuestos orgánicos volátiles, o COV por su sigla en inglés, de productos como pesticidas, humo de tabaco y automóviles son gases que forman los componentes básicos del ozono troposférico. Lo mismo es cierto para los óxidos de nitrógeno producidos por la combustión o el monóxido de carbono de los hornos, las estufas de gas y los gases de escape de los automóviles. Muchos de estos productos se pueden modificar para producir menos COV.

«El ozono troposférico es un contaminante del aire«, dijo Liu. «Si reducimos nuestra producción de esto, obtendremos los beneficios duales de menos contaminación del aire y, muy probablemente, también menos calentamiento del Océano Austral«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

El cambio climático detrás del desprendimiento del glaciar de Marmolada en Italia

Los científicos aún no se ponen de acuerdo