Las inundaciones en Uruguay provocaron más de 3.000 desplazados en las localidades afectadas

- en Inundaciones
40
0

La crecida del Río Uruguay, producto de las intensas lluvias en el sur de Brasil, derivó en un aumento de la cantidad de personas desplazadas de sus hogares en Salto, en el litoral uruguayo. El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) anunció que 3.034 personas fueron desplazadas de sus hogares.

«La situación continúa bajo control en los departamentos afectados», señaló el Sinae, que dio cuenta de un aumento ligero del número de personas evacuadas (contabilizadas en 598) y una reducción de las autoevacuadas (2.436).

El departamento más afectado pasó a ser Paysandú (litoral oeste), cuya capital homónima tiene una población de 84 mil habitantes, donde 998 vecinos debieron abandonar sus hogares ante la crecida del río Uruguay, limítrofe con la Argentina.

El río Uruguay, limítrofe con la Argentina, se mantenía estable a la altura de Paysandú en un nivel de 7,52 metros, 52 centímetros por encima de la cota de seguridad determinada en los 7 metros, detalló el Sinae.
En Salto, ubicada en las proximidades del río Uruguay y alrededor de 100 kilómetros al norte de Paysandú, 530 personas han sido desplazadas de sus hogares debido a las inundaciones.

La situación ha mejorado en Treinta y Tres, en el noreste del país, una localidad afectada por el desborde del río Olimar. El sábado se registraban más de 2 mil desplazados, pero actualmente solo hay alrededor de setecientos evacuados, y ya se ha puesto en marcha un plan de retorno.

Además de estos casos, hubo evacuaciones en Artigas, Tacuarembó (norte), Cerro Largo (noreste), Durazno (centro), Soriano (litoral) y Rocha (este), lo que totaliza nueve departamentos afectados de los 19 en los que se divide el país.

Según informó la agencia de noticias Xinhua, también se han reportado bloqueos en cuatro rutas nacionales debido al desbordamiento de cursos de agua.

Deja una respuesta

También te puede interesar

Japón anunció que también cazará ballenas rorcuales

Japón ha anunciado su intención de ampliar su