Plantas de interior: las más lindas y fáciles de cuidar

Plantas de interior: las más lindas y fáciles de cuidar

- en Plantas
300
0

Siempre es bueno decorar los espacios de nuestro hogar con plantas. Pero cuando nos disponemos a elegir plantas para el interior de nuestro hogar, se torna complicado al no tener a mano esa información. Siguen de plena tendencia las plantas de interior, además son claves purificar el ambiente de las habitaciones cerradas y tienen propiedades especialmente beneficiosas para la salud.

Durante mucho tiempo nos contaron, y nos creímos, que dormir con plantas era malo para la salud, porque por una parte consumían el oxígeno de la habitación y por otro, producían dióxido de carbono que nosotros respiraríamos con fatales consecuencias para nuestra salud. Lo cierto es que las cantidades de oxígeno y dióxido de carbono que consume y produce, respectivamente, una planta, son, según investigaciones de la NASA, mínimas, y por tanto, inocuas. De hecho, en lo que respecta al oxígeno, una persona consume mucho más al respirar durante toda una noche que lo que pueda consumir una planta, así que si te preocupa que te quiten el oxígeno, echa a tu pareja de la habitación antes que a tu ficus.

Dicho lo cual, estas son las plantas más en tendencia que, además, resultan más beneficiosas para tu salud por distintos motivos que la NASA descubrió, no ayer, sino en 1989. Las puedes poner en tu sala, pero también en tu dormitorio, donde refrescarán el ambiente y lo harán más agradable, ‘robándote’ el oxígeno justo.

PALMERA DE BAMBÚ (RAPHIS EXCELSA)

Una exuberante Rahis excelsa transforma radicalmente el ambiente de una habitación.
Una exuberante Rahis excelsa transforma radicalmente el ambiente de una habitación.

Esta estilizada palmera, originaria de Asia y que puede llegar a alcanzar los 3 metros de altura, es ideal para principiantes. Resistente, puede vivir tanto en exteriores como en el interior, y sus exóticas hojas de hasta 30 centímetros aportan un frescor a los ambientes difícil de igualar. Necesita mucha luz, pero preferentemente no sol directo y agua en abundancia en los meses de calor y con moderación en los fríos. Pide abono aproximadamente una vez al mes y poco más. Que cuando tenga una hoja fea se la quites. Según los datos de la NASA, esta planta elimina del aire sustancias como el formaldehído, xileno y amoníaco.

SANSEVIERA (SANSEVIERIA TRIFASCIATA)

La sanseviera requiere pocos cuidados, pero es muy agradecida.
La sanseviera requiere pocos cuidados, pero es muy agradecida.

La afilada ‘espada de San Jorge’ es una planta perfecta para espacios pequeños y también para ambientes minimalistas, porque tiende a crecer de manera estricta, en vertical, y resulta muy escultórica. Una planta dura, que necesita pocos cuidados y que se lleva bien con la calefacción (aunque hay que evita ponerla junto a un radiador, lo que sería demasiado para ella). Originaria de Sudáfrica, es de crecimiento lento y le gusta el sol, pero no directo, aunque es capaz de apañárselas incluso en espacios sombríos (en ese caso da menos hojas). Se riega muy poco, sólo cuando el sustrato se queda seco. Esta planta, según la NASA, es capaz de eliminar del aire rastros de benceno, xileno y tolueno, tricloroetileno y formaldehído.

ESPATIFILO (SPATHIPHYLLUM WALLASII)

Es espatifilo da una flor en forma de espada durante todo el año.
Es espatifilo da una flor en forma de espada durante todo el año.

Esta planta, preciosa por el contraste entre sus hojas de brillante verde oscuro y su delicada flor blanca de un sólo pétalo, es muy resistente, fácil de cuidar y perfecta para quienes no renuncian a las flores en invierno, ya que florece durante todo el año (eso sí, para ‘animarla’ hay que primero cortar el tallo de la flor marchita y unos días después tirar de él. Cuando no oponga resistencia se saca fácilmente. Así se logra una nueva flor). Originaria de la América tropical, no adquiere un tamaño gigantesco (suelen alcanzar los 60 centímetros en la maceta adecuada) pero es muy vistosa por su exuberancia. Se abona y riega con normalidad. No necesita excesiva agua, sólo que el sustrato esté húmeda, y odia las corrientes de aire. De todas las plantas purificadoras de ambiente, es una de las más destacadas. Absorbe los cinco contaminantes presentes en el aire analizados por el informe de la NASA.

FICUS ROBUSTA (FICUS ELASTICA ROBUSTA)

El ficus robusta encaja mejor en espacios amplios, ya que llega a adquirir un gran tamaño.
El ficus robusta encaja mejor en espacios amplios, ya que llega a adquirir un gran tamaño.

Si hay una planta grande clásica de interior, esa es el ficus robusta, con sus enormes hojas duras, de un verde oscuro y brillante (tanto más cuanto más brillo les saques; tradicionalmente se ha hecho con un trapito empapado en leche, pero ahora hay productos específicos). Bien cuidada y en el ambiente adecuado puede llegar a crecer más de dos metros y a desplegar un auténtico espectáculo de enormes hojas satinadas. Es ideal, por tanto, para espacios grandes. Originaria de la India e Indonesia, se trata de una planta que se encuentra a sus anchas en ambientes cálidos, pero que detesta el frío. Por debajo de los 14 grados empieza a sufrir. Como es habitual en este tipo de plantas, le gusta la luz, pero no el sol directo, y detesta las corrientes de aire. Riego y abono moderados (siempre más frecuente durante el periodo de mayor actividad de la planta, que suele ser entre abril y septiembre) garantizarán su salud. Y si la replantas en una maceta más grande y profunda cada dos años, garantizarás un crecimiento sano y controlado. Para la NASA, el ficus robusta destaca por su capacidad de purificar el aire de formaldehído. Como guinda, ayuda a mantener un buen grado de humedad en el ambiente.

Vía: elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Huerta con cajones de verdura reciclados

Siempre que el combo de temperaturas cálidas y