Por qué sale moho blanco en la tierra de las plantas y cómo eliminarlo

Por qué sale moho blanco en la tierra de las plantas y cómo eliminarlo

- en En casa, Plantas
760
0

El moho es un hongo que está presente en el aire y que se propaga de un lugar a otro mediante esporas. Para que se dé el moho, es necesario que existan una serie de condiciones de humedad y temperatura que hagan que este se multiplique.

En los lugares en los que se concentra más humedad y calor dentro de la casa, es probable que aparezca con más frecuencia este hongo que es nocivo tanto para las plantas como para las personas, como el moho por condensación de las ventanas. 

Es importante conocer y saber cómo identificar el moho en la tierra de las plantas. Y decimos esto porque es muy habitual, incluso más de lo que parece, confundirlo con otro fenómeno común en los sustratos. No hay amante tanto de las plantas de interior como de las plantas de exterior que no se haya encontrado con manchas blancas en la tierra de sus plantas.

Podríamos alarmarnos pensando que se trata de moho pero, antes de hacerlo, hemos de descartar si no se trata de restos de cal o de sal. A menudo y sobre todo cuando regamos con regadera, estos componentes invisibles del agua se acumulan sobre la tierra. Suelen crear una mancha blanquecina que empieza teniendo aspecto de pelusa y, con el paso del tiempo, se endurece. Si ese es el caso, lo podremos retirar sin mayor complicación.

Lo primero que tienes que saber es que no siempre que veas una capa blanquecina en la parte superior de la tierra de tu maceta se trata de moho. Es muy habitual que, sobre todo cuando se riega con agua corriente, la tierra acumule con el tiempo un pequeño depósito de sales y cal. Esto se debe a que la planta absorbe los nutrientes y el agua de la tierra, dejando atrás estas sustancias que no necesita. Al principio parecerá una especie de terciopelo blanquecino, pero conforme se acumule acabará por volverse una capa quebradiza, que es muy sencilla de retirar con las manos o retirando los primeros centímetros de sustrato y entonces poner un poco de uno nuevo.

Si, en cambio, la capa blanquecina es húmeda, se trata de moho blanco en la tierra de las plantas. También es fácil de identificar por la forma en que se extiende: si coloniza rápidamente todo el sustrato, o incluso la planta, sin duda se trata de hongos.

Es muy común que este aparezca en las mezclas de sustratos con nutrientes, ya que resultan un entorno que favorece también su desarrollo. Este aparecerá en la tierra cuando las condiciones de humedad y temperatura sean altas, lo que unido a los nutrientes del sustrato propiciará el crecimiento del moho.

Si se trata de mohos saprófitos, estos solo se alimentan de materia muerta de las plantas, por lo que no suponen ningún peligro para la planta ni para las personas. En todo caso, una acumulación excepcional de ellos podría llegar a formar una capa espesa sobre el sustrato, dificultando a la planta la absorción de agua por retenerla él. En estos casos, también será necesario retirarlo.

Cómo eliminar el moho blanco en la tierra de las plantas

Si no se sabe qué tipo de mohos son los que aparecen en el sustrato, y estos crecen demasiado o generan malos olores, lo mejor será retirarlos por si acaso. Algunos casos de moho en la tierra de las plantas pueden ser perjudiciales y llegar a atacar a nuestra planta.

Si hay moho en la maceta propiamente, será necesaria una limpieza a fondo. Empieza por extraer el cepellón de la maceta y sacúdele con cuidado toda la tierra posible de las raíces. Si estas están afectadas por el moho, también puedes realizar una poda sobre ellas. Tras esto, será necesario usar nuevo sustrato y un nuevo recipiente, o desinfectar a fondo la maceta.

Si no está tan extendido por la maceta, puedes usar un antifúngico. Los fungicidas ecológicos siempre se recomiendan más. Por ejemplo, se puede usar leche disuelta en nueve partes de agua, pulverizada diariamente sobre el sustrato y las partes afectadas de la planta hasta que el moho desaparezca.

También es importante desplazar la maceta a una ubicación aireada y lo más seca posible, así como reducir los riegos sobre la planta mientras dure el tratamiento contra los hongos. Sin humedad abundante, será mucho más sencillo hacer desaparecer al moho.

Cómo prevenir el moho blanco en la tierra de las plantas

Prevenir la aparición de moho en la tierra de las plantas es tan sencillo como aportar aquellas condiciones que los hongos no soportan: aireación y poca humedad. Evidentemente, no se trata de dejar de regar la planta, pero esperar a que el sustrato se seque ligeramente antes de regar de nuevo será de gran ayuda. Además, es vital que, si la planta está en maceta, esta disponga de agujeros de drenaje para no acumular agua.

Respecto a la aireación, es suficiente con procurar que la planta se encuentre en una ubicación con circulación natural de aire. Sin embargo, algunas especies se ven perjudicadas por las corrientes, con lo que no es recomendable hacer esto. En estos casos, lo que hay que hacer es remover ligeramente las capas superiores del sustrato, donde no dañemos las raíces. Al remover y soltar el sustrato, este también se aireará naturalmente, dificultando el desarrollo de hongos.

También es importante aportar a la planta el fertilizante necesario, ni en exceso ni en defecto, y retirar los restos de hojas y flores caídas de la tierra o sustrato siempre. Una buena opción también es regar por plato bajo la planta en lugar de rociando agua desde arriba, pero acordarse de dejarlo solo unos minutos y luego retirarlo o poner la cantidad justa de agua cada vez, para evitar un encharcamiento en las raíces.

Vía: https://www.ecologiaverde.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las fotos más dramáticas de la erupción volcánica en la isla de La Palma

Impresionantes postales a causa de la erupción de