Al final del arco iris

Al final del arco iris

- en Curiosidades y rarezas
1051
38

¿Hay una olla de monedas de oro al extremo de un arco iris?

¿Alguna vez quisieron estar en uno de los extremos de un arco iris? Estas personas en Skógar, Islandia, lo lograron y aquí­ está la foto que lo demuestra. La cascada de Skógar es uno de los más bellos lugares del mundo, y en ocasiones allí­ se dan las condiciones necesarias para la formación de un arco iris, lo que obviamente es uno de los principales atractivos del lugar.

Extremo de un arco iris en Skógar, Islandia. Foto de Nunni Konn

Haciendo click sobre la foto se puede ir a la página de su autor (Nunni Konn) para poder verla a mayor resolución y admirarla en toda su plenitud.

38 Comments

  1. dario sergio

    que bueno seria estar alli !! yo soy capas de meterme al agua para ver si esta esa hoya de oro jaajaj estan re buenas las noticias grasias por todo sigan asi

  2. Lucía Schmidt (Buenos Aires-Argentina)

    eso es una imagen del juego interactivo «LOS SIMS» yo no le creo a esas fotografias!!(*)

  3. La verdad que esto es una belleza, hoy vi esta fotografí­a, yo pensaba que ver el final del arco iris era imposible, pero veo que me equivoque. Los felicito por esta página es muy instructiva

  4. Las fotografí¬as son verdaderamente espectaculares. Felicito de corazí²n a Nuestroclima.com por su publicacií²n y el permitirnos solazarnos con cada paisaje en nuestra compu.
    Tambií¨n son verdaderamente espectaculares los errores de ortografí¬a que se escriben en los mensajes…con ellos tambií¨n nos asombramos.
    Raí¹l, desde Colí²n.Entre Rí¬os, Argentina.

  5. alucinante!!!!

  6. Fotografí­as fantásticas!!. Por cierto, no he logrado recordar el nombre que reciben los extremos del arcoiris… ¿alguien los conoce?

  7. en sintesis – A SOM BRN TE esto es increible nunca pense que se puediera ver el extremo de un arcoo iris la verdad estoy impresionadaaa

  8. guauuuuuuu que bueno lo que enco traste

  9. aparente mente es berdad

  10. fantástico 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El fabricante de lluvias

California, 1915. La ciudad de San Diego atraviesa