Bosques únicos en enormes agujeros deslumbran en kárstica- China

Descubierto en 1994, Xiaozhai Tiankeng, China, es el pozo natural más profundo y grande del planeta con 662 metros verticales, 626 metros de largo y 537 metros de ancho.

Impresionante: el Xiaozhai Tiankeng es el pozo más grande y profundo del mundo y se encuentra en China. Tiene 626 metros de largo, 537 metros de ancho, y entre 511 y 662 metros de profundidad, con paredes verticales.

Este mega pozo ubicado en la municipalidad de Chongqing, China, tiene características similares a otras depresiones naturales como los huecos de Sarisariñama en Venezuela, ocasionados por derrumbes de aguas subterráneas.

Estos enormes agujeros se encuentran en zonas del sureste de China y en algunos se encuentran especies únicas sobre la Tierra.

La palabra mandarín para estos enormes sumideros es «tiankeng» o «pozo celestial«, y sus fondos parecen de otros mundo.

¿Cómo se forman los pozos celestiales?

Los paisajes kársticos se forman principalmente por la disolución del lecho rocoso. El agua de lluvia, que es ligeramente ácida, recoge dióxido de carbono a medida que corre por el suelo, volviéndose más ácida. Luego gotea, corre y fluye a través de las grietas del lecho de roca, ampliándolas lentamente hasta formar túneles y vacíos. Con el tiempo, si la cámara de una cueva crece lo suficiente, el techo puede colapsar gradualmente, abriendo enormes sumideros.

Los sumideros y cuevas no sólo ofrecen refugio para la vida, sino que también son un conducto hacia los acuíferos o depósitos profundos de agua subterránea. Los acuíferos kársticos proporcionan la única o principal fuente de agua para 700 millones de personas en todo el mundo.

Uno de estos sistemas tienen plantas que crecen en el fondo en la aldea de Luoquanyan del condado de Xuan’en, en la provincia de Hubei, en el centro de China. El sumidero tiene 192 metros de profundidad y se encontraron árboles centenarios de 40 m de altura, que extienden sus ramas hacia la luz del sol que se filtra a través de él.

Un socavón gigante de 300 m de profundidad en China

También la zona de Hubei es conocida por sus fabulosas formaciones kársticas, que van desde sumideros hasta pilares de roca y puentes naturales y le han valido a la región la designación de patrimonio mundial de la UNESCO. El interior del sumidero tiene 306 m de largo y 150 m de ancho.

Se han analizado más de 30 sumideros gigantes sólo en el condado de Leye. Los investigadores han descubierto previamente docenas de sumideros en la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China, y un grupo de sumideros interconectados en Guangxi.

Ecosistemas únicos de vida

Los ecosistemas que se forman en estos socavones dependen de los fenómenos climáticos naturales, como inundaciones, que traen un exceso de agua de lluvia, que a su vez arrastra hojas y plantas hacia la cueva.

En ellos se ha descubierto que los murciélagos necesitan entrar en cuevas, lo que provoca que se acumulen montones de excrementos, conocidos como guano. Las bacterias de la cueva pueden descomponerlo y actuar como una forma de abono para las plantas.

Las zonas parcialmente oscurecidas por las sombras que recibe poca luz se conoce como «zona crepuscular«. Su temperatura es más constante que la zona de entrada y normalmente es más fría, lo que la hace más adecuada para el crecimiento de hongos.

La llamada «zona oscura» no recibe luz, poseen una temperatura constante y las plantas no crecen aquí. En cambio, es el hogar de los troglobites, organismos que se desarrollaron y adaptaron para vivir en ambientes oscuros.

Con información de: https://www.tiempo.com/ https://intriper.com/

Deja una respuesta

También te puede interesar

Esta imagen muestra las turbulentas tormentas en la Nebulosa de la Laguna

Las nebulosas crean algunos de los escenarios más impresionantes en el Universo. Esta nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble muestra el centro de la Nebulosa de la Laguna, un objeto con un nombre que inspira tranquilidad; pero la región está plagada de intensos vientos de estrellas calientes, torbellinos turbulentos de gas y formaciones de estrellas energéticas; todo ello envuelto en una intrincada neblina de gas y de polvo oscuro.