Científicos descubren que el océano Ártico comenzó a calentarse antes de lo imaginado

Científicos descubren que el océano Ártico comenzó a calentarse antes de lo imaginado

- en Calentamiento global, El clima
465
0

El Océano Ártico se ha estado calentando desde principios del siglo XX, impulsado por un proceso conocido como Atlantificación, según un estudio publicado en la revista Science Advances.

La nueva investigación destaca la conexión entre el Atlántico norte y el Ártico entre Groenlandia y Svalbard, una región conocida como el estrecho de Fram, donde el agua más cálida y salada del sur se ha estado infiltrando constantemente en las aguas del norte.

«Identificar el momento exacto del inicio de la Atlántificación en el Ártico puede darnos algunas pistas importantes sobre los mecanismos impulsores exactos detrás de este fenómeno«, dijo el coautor principal del estudio, Francesco Muschitiello.

Una cronología más precisa del calentamiento del Ártico también permitirá a los científicos comparar la historia del cambio climático en el Ártico con los cambios en el vulcanismo, la actividad solar, el agua dulce, los gases de efecto invernadero, los aerosoles y más.

«Esto ayudará en última instancia a cuantificar mejor la sensibilidad del calentamiento del Ártico al forzamiento natural frente al antropogénico«, dijo Muschitiello, científico marino del Departamento de Geografía de la Universidad de Cambridge.

Atlántificación del Ártico: antes de lo que se creía

Durante décadas, los científicos han observado cambios en los patrones meteorológicos y climáticos del Ártico. La atmósfera y el océano cerca de los polos se están calentando a un ritmo que duplica el promedio mundial, las aguas del océano continúan volviéndose más saladas y el hielo marino permanece en retirada.

Pero los mecanismos que impulsan estos cambios acelerados siguen siendo un punto de discordia entre los investigadores del Ártico.

«Existe un debate en curso en nuestra comunidad sobre lo que impulsa el reciente rápido retroceso del hielo marino en la parte atlántica del Ártico«, dijo el científico climático de la University College London, Michel Tsamados.Los impulsores del calentamiento del Ártico y la pérdida de hielo marino son oceánicos o atmosféricos o alguna combinación de los dos.

«Algunas de las opiniones recientes son que la mayor parte de la variabilidad es impulsada por la atmósfera, con los vientos y la temperatura impulsando la variabilidad del hielo marino que a su vez imprime las temperaturas del océano«, dijo Tsamados, quien no participó en el nuevo estudio.

«Otros han planteado la hipótesis de mecanismos regionales mediante los cuales los puntos de inflexión localizados en el declive del hielo marino son impulsados por el efecto combinado del adelgazamiento de la capa de hielo marino y los influjos de corrientes cálidas del Atlántico en la región«, dijo Tsamados.

Para averiguar exactamente cuándo y cómo el Océano Ártico comenzó a calentarse a un ritmo acelerado, los investigadores estudiaron los cambios químicos en las conchas fósiles de microorganismos de los sedimentos oceánicos.Los núcleos de sedimentos del fondo marino proporcionaron a los investigadores datos geoquímicos y ecológicos que se remontan a 800 años.

Durante la mayor parte de esos 800 años, los investigadores notaron que la temperatura y la salinidad del Océano Ártico eran relativamente estables. Pero las firmas geoquímicas comenzaron a cambiar a principios del siglo XX, revelando un aumento significativo en la temperatura y la salinidad.

Cuando los científicos compararon su línea de tiempo de calentamiento actualizada con los registros de la circulación oceánica en latitudes más bajas, encontraron que el cambio se correspondía con una desaceleración de la formación de agua densa en el Mar de Labrador.

Los científicos esperan que la circulación de aguas profundas dentro de esta región subpolar se desacelere a medida que el planeta se calienta y las diferencias de temperatura entre las regiones polares y de latitud media disminuyen. Como resultado, los investigadores predicen que el cambio climático continuará impulsando la Atlántificación en el Océano Ártico.

«Establecer una sincronización precisa entre los eventos en las áreas árticas y subárticas es fundamental para comprender los vínculos y las causas de los cambios observados en las cuencas polares«, dijo el científico atmosférico de la Universidad de Alaska, Igor Polyakov, en un correo electrónico.

«Varias escalas temporales y espaciales de procesos involucrados en la comunicación del Océano Ártico con cuencas de latitud más baja hacen que este análisis sea muy difícil y cada nuevo estudio es una adición bienvenida a los esfuerzos anteriores«, dijo Polyakov, quien ha estudiado la Atlántificación en el Ártico, pero no participó en el artículo más reciente.

Quizás lo más importante es que Muschitiello y sus colegas pudieron demostrar que la mayoría de los modelos climáticos no logran identificar este período temprano de calentamiento que rodea el Estrecho de Fram, lo que sugiere que las simulaciones no explican completamente los mecanismos que impulsan la Atlántificación en el Ártico.

Los modelos climáticos utilizados para predecir cómo se comportarán los sistemas árticos en el futuro, e influirán en los sistemas climáticos de todo el mundo, deben basarse en reconstrucciones precisas del cambio climático pasado, dijeron los investigadores.

«Identificar el momento exacto del inicio de la Atlántificación en el Ártico también proporciona un importante punto de referencia ‘observacional’ para mejorar las simulaciones de modelos climáticos históricos y resaltar los procesos físicos que están potencialmente subrepresentados en los modelos climáticos«, dijo Muschitiello.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Cómo se podría bloquear la «Puerta del Infierno» en Darvaza?

Las autoridades del país asiático han decidido que