Estudios apuntan que el Atlántico dejará de crecer y comenzará a cerrarse

- en Ciencia, El clima
222
0

Los análisis apuntan a futuros cambios en uno de los océanos más importantes de la Tierra, lo que podría significar una gran alteración geográfica y climática.

Si bien parecen eternos durante nuestra vida, los estudios revelan que no estarán aquí por mucho tiempo, los océanosnacen, crecen y un día se cierran. Si bien este proceso se da entre unos cientos de millones de años, se llama ciclo de Wilson. Por ejemplo, el Atlántico, que nació cuando Pangea se rompió hace unos 180 millones de años y algún día se cerrará. Y el Mediterráneo es lo que queda de un gran océano, el Tetis, que alguna vez existió entre África y Eurasia.

Para que un océano como el Atlántico deje de crecer y comience a cerrarse, tienen que formarse nuevas zonas de subducción (lugares donde una placa tectónica se hunde debajo de otra). Pero las zonas de subducción son difíciles de formar, ya que requieren placas para romperse y doblarse, y las placas son muy fuertes. Una salida a esta «paradoja» es considerar que las zonas de subducción pueden migrar desde un océano moribundo en el que ya existen (el Mediterráneo) a océanos prístinos (como el Atlántico). Este proceso se denominó invasión por subducción.

Este estudio muestra por primera vez cómo puede ocurrir una invasión tan directa. El modelo 3D computacional impulsado por la gravedad predice que una zona de subducción actualmente debajo del Estrecho de Gibraltar se propagará más hacia el interior del Atlántico y contribuirá a formar un sistema de subducción atlántico: un anillo de fuego atlántico, en analogía con la estructura ya existente en el Pacífico.

Este estudio arroja nueva luz sobre la zona de subducción de Gibraltar, ya que pocos autores consideraban que todavía estuviera activa porque se había ralentizado significativamente en el último millón de años. Según estos resultados, su fase lenta durará otros 20 millones de años y, después, invadirá el Océano Atlántico y acelerará. Ese será el comienzo del reciclaje de la corteza en el lado oriental del Atlántico y podría ser el comienzo de que el Atlántico mismo comience a cerrarse.

«Hay otras dos zonas de subducción al otro lado del Atlántico: las Antillas Menores, en el Caribe, y el Arco de Escocia, cerca de la Antártida. Sin embargo, estas zonas de subducción invadieron el Atlántico hace varios millones de años. Estudiar Gibraltar es una oportunidad invaluable porque permite observar el proceso en sus primeras etapas, cuando recién está ocurriendo», agrega João Duarte.

Imagen de la edad de la corteza del Océano Atlántico con placas. Crédito: Sr. Elliot Lim, CIRES y NOAA/NCEI

En términos generales, este estudio muestra que la invasión por subducción es probablemente un mecanismo común de inicio de subducción en océanos de tipo Atlántico y, por lo tanto, desempeña un papel fundamental en la evolución geológica de nuestro planeta.

El hallazgo de que la subducción de Gibraltar todavía está actualmente activa también tiene implicaciones importantes para la actividad sísmica en la zonaLas zonas de subducción son conocidas por producir los terremotos más fuertes de la Tierra. Eventos como el Gran Terremoto de Lisboa de 1755 son un placer y requieren preparación.

Con información de: https://www.tiempo.com/

Imagen de portada: SPORT.ES

Deja una respuesta

También te puede interesar

Los pájaros y las mariposas nos alertan de la pérdida de biodiversidad

El abandono rural ha tenido consecuencias sobre las