Profundos agujeros en el hielo de Groenlandia

Profundos agujeros en el hielo de Groenlandia

- en Calentamiento global, Medio ambiente
667
0

Se calcula que si todo el hielo de Groenlandia se derritiera, algo que podría suceder si el calentamiento global avanza sin freno, el nivel global del mar se elevaría unos 7 metros.

Aunque los expertos están de acuerdo en que la banquisa de la fotografía es delgada y probablemente reciente, ya que tiene un color gris (indicativo de que hay poca nieve), lo que creó los agujeros es un misterio.

Unos investigadores han accedido al interior de algunos agujeros que llevan el agua de deshielo desde la superficie hasta la base de la capa de hielo de Groenlandia, para averiguar, con mediciones de primera mano, cuán grandes son realmente y para entender mejor cómo el volumen se relaciona con el movimiento del hielo.

Nota que te puede interesar: El oxígeno escapa de los océanos por el cambio climático en el mundo

Muchos científicos creen que el aumento de la profundidad del agua, y por lo tanto de la presión, en el fondo de esos agujeros, promueve la lubricación de la base de la capa de hielo y aumenta la velocidad de su movimiento hacia el mar, de la misma manera que un cubito de hielo se desliza fácilmente sobre una fina película de agua. Pero hasta ahora, se sabía poco sobre el tamaño real de esos agujeros y sobre cuánta agua pueden tragar.

El equipo internacional de Matt Covington, de la Universidad de Arkansas en Estados Unidos, estudió la relación entre el tamaño de esos agujeros que llevan el agua de deshielo desde la superficie hasta la base de la capa de hielo de Groenlandia, y que se denominan “molinos glaciares”, y la variación diaria de la profundidad del agua en ellos durante la temporada de deshielo en verano.

Podes seguir leyendo: Las burbujas de aire atrapadas en el hielo antártico guardan un secreto ambiental

Ahora, en su décimo año en el Ártico, la Operation IceBridge es una misión aérea llevada a cabo cada año en ambas regiones polares empleando varios instrumentos para medir los cambios en los casquetes glaciares, las plataformas de hielo y las banquisas. Y con el calentamiento global se han producido numerosos cambios en las regiones polares. Este pasado invierno, el Ártico tenía 1,16 millones de kilómetros cuadrados menos de hielo marino del que normalmente tiene en invierno. De hecho, en los últimos cuatro inviernos se ha registrado menos hielo marino que la máxima media invernal entre 1981 y 2010.

Covington y sus colegas han constatado que los molinos glaciares son mucho más grandes de lo que se pensaba. Y han determinado que ese volumen extra podría minar la estabilidad de la capa de hielo de Groenlandia y aumentar la velocidad con que se desliza hacia el mar.

FUENTE: Geophysical Research Letters / NCYT Amazings

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Aunque no lo crean, las orcas están matando a los tiburones

Los tiburones blancos ya no están solos en