Verano en Argentina: ¿Cómo actuar frente a fenómenos climáticos?

- en Fenómenos naturales, Tormenta
763
0

Frente a los cambios repentinos durante la época de calor que se producen en gran parte del país, se están generando fenómenos meteorológicos extremos, tales como: elevadas temperaturas, fuertes vientos o alteraciones en el régimen de lluvias (sequías prolongadas o temporales con lluvias intensas).

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones: 

  • Si hay alerta meteorológica, evita ir al río o salir a caminar. 
  • Las carpas, casas rodante o cabañas, son vulnerables. Intenta buscar refugio en una estructura sólida.
  • Si estás en una zona descampada, una acequia, una zanja o una barranca pueden ser tu mejor opción para resguardarte. Permanecé allí hasta que pase el peligro. 
  • Abrí algunas ventanas, preferentemente del lado opuesto de donde sopla el viento. No te acerques a éstas mientras dure el fenómeno.
  • En caso de fuertes vientos, permanece siempre alejado de las ventanas. Si estás en un edificio refugiate en los pisos de abajo. 
  • Si estas en un hospital, permanece en un pasillo ubicado en el piso más bajo. Evitá refugiarte en auditorios, gimnasios, tinglados o estructuras con techos más amplios.
  • Los silos, barracas y galpones de chapa son frágiles ante los tornados. Conviene mantenerse alejado de ellos ya que las chapas pueden ser arracadas por el viento.
  • Si estás manejando en la ruta y te encontras con lluvia, niebla o polvo mantené las luces bajas encendidas, reducir la velocidad, guardar la distancia de los demás vehículos y mantenerse en el carril siguiendo las líneas de referencia.

Tormentas eléctricas

  • Si estás en la intemperie, busca una vivienda o lugar cerrado y espera que pase la tormenta.
  • No recojas prendas que estén tendidas sobre sogas o alambradas. Alejate de alambrados, cables de teléfono, alumbrado público y electricidad.
  • No transportes cañas de pescar, palos de golf, caños u otros elementos metálicos que pueden ser conductores de electricidad.
  • Si no encontrás un edificio para protegerte hágalo en una zanja, una acequia, una zanja o una barranca pueden ser un buen refugio.
  • Permanecer debajo un árbol es peligroso. Estarás más seguro al descampado y agachado.
  • Una excelente protección es el interior del automóvil. Cerrá las ventanillas. Nunca te ubiques debajo del auto, ese sí es un lugar peligroso.
  • Todos los lugares altos son muy peligrosos, con más razón si tienen estructuras metálicas.
  • Cuando sientas una carga eléctrica (el pelo se eriza y sentirá hormigueo en la piel y olerá ozono) un rayo está próximo a caer sobre vos: tirate rápido al suelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Conoce los beneficios de bañarse con agua fría

En medio de las altas temperaturas que invaden