Estos son los peces más rápidos del mar

Estos son los peces más rápidos del mar

- en Curiosidades y rarezas, Vida animal
474
0

Las crías de los peces que habitan en los arrecifes de coral son los peces más rápidos del océano en relación a su tamaño.

Estos peces naranjas y blancos con franjas negras, de nombre científico “Amphiprion ocellaris”, moran en las aguas de los océanos Índico y Pacífico, y cuando son adultos se protegen entre las anémonas.

El experto en corales acotó que tener un mayor conocimiento respecto a la distancia que viaja esta especie contribuye a entender la capacidad que tienen para adaptarse a los cambios.

Adam Downie investigador de la Universidad de James Cook, ha comprobado cómo los alevines de las especies que habitan en los arrecifes de coral, como el pez payaso que se hizo famoso como protagonista de la película Buscando a Nemo, son los más rápidos del océano .

Por supuesto esto es relativo a su tamaño. El pez más rápido en términos absolutos es el pe vela, un pariente del pez espada, que es capaz de nadar a 110 kilómetros por hora.

“Es un viaje épico para estos pequeños. Cuando regresan al arrecife, solo tienen unos pocos milímetros de longitud y pocos días de nacidos. Para poder hacer este desplazamiento se ayudan de las corrientes oceánicas»

Pero, ¿cómo de rápido nadan los bebés Nemo?  Downie comprobó que los peces jóvenes que habitan en los arrecifes son capaces de recorrer entre 15 y 40 veces su longitud en un segundo. En cambio, las crías de otras especies que habitan en alta mar como los arenques solo son capaces de nadar dos veces la longitud de su cuerpo por segundo. Si lo comparamos con los humanos, la diferencia todavía es mayor. Michael Phelps solo puede recorrer la distancia equivalente a su altura 1,4 veces por segundo.

El autor del estudio, Adam Downie, sospecha que la velocidad que alcanzan estos alevines nadando puede estar relacionada con una adaptación evolutiva. Es al inicio de su vida cuando estos peces buscan un nuevo hogar y salen a nadar a mar abierto. Nadar en mar abierto tiene grandes peligros, por ejemplo las fuertes corrientes, por ese motivo estos peces han desarrollado un gran rendimiento en su forma de nadar.

Esta adaptación se ha observado en todas las especies que habitan en los arrecifes de coral, ya fueran de zonas templadas o tropicales. Los peces han desarrollado unas herramientas similares que les hacen grandes nadadores, por ejemplo tienen grandes músculos dorsales para impulsarse.

Los investigadores también han mostrado su preocupación por el deterioro de los arrecifes de coral. El calentamiento global, el tráfico de los barcos y el desarrollo costero están afectando a estas zonas. La degradación del hábitat de estas especies puede afectar a su desarrollo y alterar su rendimiento al nadar. Esto a su vez puede alterar las posibilidades de que estos alevines se conviertan en adultos sanos. Poner en riesgo a las crías de los peces de los arrecifes compromete a las poblaciones de peces adultos de futuro y por tanto a los ecosistemas marinos enteros.

El hallazgo de este estudio demuestra la importancia de proteger y reducir el impacto humanos sobre estos ecosistemas especialmente frágiles. Downie dijo «Arrecifes sanos significan peces sanos y un planeta sano».

Vía: https://www.quo.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Existen alimentos que están en riesgo de desaparecer por el cambio climático

Una reciente investigación encontró que las especies silvestres