Maravillas ocultas de la Argentina

Maravillas ocultas de la Argentina

- en Turismo
281
0

Argentina no nos deja de sorprender, a cada momento salen a la luz paisajes que estaban escondidos en lo alto de algún valle, detrás de una montaña o a la orilla del mar. Hoy te mostramos algunos paisajes impresionantes de nuestro país que seguro no conocías y te están esperando

1. Reserva La Payunia

Con más de 800 conos volcánicos, la Reserva La Payunia es una de las regiones con más densidad de volcanes en el mundo. El principal es el Payún Matrú (3680 msnm) y otro destacado es el Payún Liso. El lugar es conocido también como «La Pampa Negra», por la extensa llanura de ceniza volcánica que predomina en el paisaje.

Las actividades que se pueden realizar en la reserva son: trekking, safaris fotográficos, avistaje fauna, cabalgatas y travesías en vehículos 4×4.

2. Cuevas de Acsibi

Las Cuevas de Acsibi son un accidente geográfico, que se ubican a 15 km de la localidad de Seclantás dentro de los Valles Calchaquíes, en la provincia de Salta. Las cuevas no poseen un fácil acceso ya que no se cuenta con ruta ni camino consolidado hasta el lugar. 

La única forma de ingresar es a través de una excursión que organizan los dueños de la Finca Montenieva, quienes guían el ingreso con vehículos 4×4. Una vez en el lugar, empieza una caminata que dura aproximadamente de 4 a 4:30 hs. Un recorrido que la naturaleza formó durante miles de años, dejando huella de lagos antiguos en diferentes eras de hielo y que por presión dio forma a la actual Quebrada del Rincón que desemboca en el actual río Calchaquí.

3. Bahía Bustamante

Bahía Bustamante es una localidad argentina del Departamento Escalante, en la Provincia del Chubut. Un paraíso en La Patagonia que se asemeja al Caribe por sus playas de aguas turquesas y cristalinas. Por la biodiversidad que existe sobre el mar, forma parte del Parque Nacional marino llamado Patagonia Austral y la reserva de la Biosfera de la UNESCO Patagonia Azul. Además, se trata de un área de importancia para la conservación de aves

Es por todo esto que este espacio propone compartir un santuario natural con diferentes huéspedes de todas partes del mundo, procurando promover la conciencia ambiental del ecosistema patagónico. Es ideal para disfrutar de la abundancia natural: el silencio solo puede ser interrumpido por el canto de los pájaros y el ruido de las olas al romper en la costa.

4. Médanos de Cafayate

A estos médanos se llega tomando la Ruta Nº 68 a poco de salir de la ciudad de Cafayate. Ya distante a unos 18 km de comenzar esta ruta, hacia la derecha se desprende un camino de ripio que lleva a los Médanos de Cafayate , pequeñas montañas de arena que enmarcan el tibio paisaje que alcanzan alturas de 25 y 30 metros.

Los médanos de Cafayate se formaron por las arenas del Río Santa María que fueron transportadas por el viento. Son dunas extremadamente altas y escalarlas demanda su esfuerzo pero la diversión está asegurada.

Caminatas, cabalgatas , cuatriciclos durante el día, fogones, y guitarreadas durante la noche son las actividades que se pueden realizar.

5. Volcán Batea Mahuida

Batea Mahuida es un gran atractivo natural cercano al área urbana de Villa Pehuenia- Moquehue. Desde desde su acceso se inicia una subida que va deslumbrando poco a poco. Los Pehuenes o Araucarias Araucanas se presentan junto al camino en diferentes tamaños.

Al estar situado en el límite de Argentina y Chile, su punto más alto revela, por un lado, una vista panorámica a los volcanes chilenos, y por el otro, la amplia geografía de lagos patagónicos argentinos con vista al volcán Lanín. Por momentos, los paisajes se asemejan a una pintura.

Durante el invierno, en el mismo cerro Batea Mahuida pueden realizarse actividades de nieve como esquí, caminata con raquetas y motos de nieve. Y durante el veranose pueden visitar las playas en los diferentes lagos de la zona, como Moquehué y Aluminé, donde hay deportes náuticos.

Fuente: https://descubri.cadena3.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Un clásico desayuno argentino: receta de medialunas

Quien se resiste a una medialuna en el