Los impactos del cambio climático acorralan al Mediterráneo

Los impactos del cambio climático acorralan al Mediterráneo

- en Calentamiento global, El clima, Medio ambiente
339
0

Los impactos del cambio climático han construido las bases de importantes desafíos ambientales que ya son visibles en muchos puntos del planeta y que, según las proyecciones, se espera que se agraven en las próximas décadas.

Una de esas regiones donde se materializa este fenómeno mundial es el Mediterráneo, la que es para Isidro González, secretario general adjunto de la Unión por el Mediterráneo (UpM), “la segunda región más afectada del mundo por el cambio climático”.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la presentación del informe “Impactos socioeconómicos del cambio climático en el Mediterráneo“, encargado por la Fundación PRIMA y el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMeD), en el auditorio del IEMeD en Barcelona.

Según sus autores, a través de cuatro ejes principales, este estudio tiene como objetivo abordar los efectos perjudiciales del cambio climático en el Mediterráneo, mediante la adopción de perspectivas multidisciplinares.

En este sentido, durante la presentación, la profesora de investigación de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y una de las autoras del texto, Victoria Reyes-García, ha señalado la importancia de abordar el problema del cambio climático desde una visión más amplia.

“En el Mediterráneo ha habido interacciones y evoluciones de las distintas sociedades humanas con el entorno que han creado la biodiversidad actual”, ha explicado. Un claro ejemplo, según Reyes-García, es el caso de Sierra Nevada, donde el curso del agua fue modificado con las canalizaciones humanas y, como consecuencia, se ha generado la biodiversidad existente hoy en día. Aquí ha apuntado el término “sistema socio-ecológico”, donde todo está “conectado”, incluso con el “sistema humano”.

Otro de los autores y el fundador y gerente del grupo de investigación y asesoramiento Skill Partners, Alain Safa, ha expuesto los impactos socioeconómicos del cambio climático en el agua, la agricultura y la alimentación.

De acuerdo con el investigador, “el cambio climático está influyendo negativamente tanto en la agricultura como en la pesca de los países de la cuenca mediterránea”, lo que tiene un efecto directo en la alimentación. Además, ha señalado que es “una responsabilidad internacional, regional y colectiva” tratar de encontrar soluciones a este “existente” problema.

De hecho, el estudio destaca la necesidad de colaborar entre investigadores expertos en distintos aspectos del cambio climático y tener en cuenta la complejidad de la temática.

Por su parte, la investigadora del Centro de Investigación Internacional sobre Desarrollo y Medio Ambiente (ZEU) de la Universidad de Giessen (Alemania), Elena Xoplaki, ha detallado los distintos desafíos y retos que se encuentran los expertos para evaluar los impactos del cambio climático en el Mediterráneo.

Para Xoplaki, se tiene que mejorar la metodología para lograr datos de manera sistemática y coordinada entre países, ante la falta de “evidencias empíricas”.

Con el objetivo de aportar una visión más amplia de la problemática, también ha participado en el estudio el catedrático de Ciencias políticas, instituto de gobierno y políticas públicas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Joan Subirats.

“Aunque estamos ante un problema que parece evidente, como es el cambio climático, al mismo tiempo nos encontramos en una situación de parálisis en la actuación”, ha explicado Subirats.

La nacra es una especie endémica de las praderas mediterráneas de posidonia, gravemente afectadas por el cambio climático

El experto en políticas públicas ha destacado que no hay “un consenso social” sobre el cambio climático y, por tanto, “hay una gran discusión sobre los instrumentos que se deben utilizar para frenarlo”. En este sentido, Subirats ha afirmado que se debería ser capaz “de generar visiones compartidas y evitar políticas regulativas”, basadas en “la prohibición”.

Ha expuesto que “en el caso medioambiental, si se aplica una política regulativa, la gente no verá el beneficio hasta pasado cierto tiempo, pero los afectados saldrán rápidamente a protestar en contra de la medida”.

Subirats ha apuntado que en el Mediterráneo es aún más complicado aplicar cualquier política por todas las diferencias existentes entre territorios.

En el acto, también ha participado el secretario de Acción Exterior del Govern de Cataluña, Gerard Figueras, que ha mostrado el compromiso de esta comunidad para “tratar de frenar el cambio climático con políticas e iniciativas públicas”.

Vía: https://www.elagoradiario.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Sólo un espejismo? Surgen dudas sobre el agua del polo sur de Marte

Cuando hace cuatro años la Agencia Espacial de Estados