Islas de calor y los efectos de los arboles en la ciudad

Islas de calor y los efectos de los arboles en la ciudad

Un informe revela que se debe al efecto de las islas de calor que se forman en los entornos urbanos.

Los efectos del cambio climático sobre la vegetación que crece en plena naturaleza han sido ampliamente estudiados, pero no ocurre lo mismo con la de los entornos urbanos. Y, ahora, un estudio realizado por investigadores de Munich ha revelado que los árboles urbanos se desarrollan y crecen más rápido que los de entornos salvajes.

Los autores del estudio analizaron la tasa de crecimiento de los árboles de una serie de ciudades de diversas partes del planeta (entre las que estaban incluidas, Berlín, Hanoi, Santiago de Chile o Ciudad del Cabo), desde 1960. Y el resultado fue que los urbanos crecían de media un 50% más rápido que los que lo hacían en plena naturaleza.

La causa principal se atribuye a los efectos del cambio climático, y también a las islas de calor que se forman en las ciudades por causa del tráfico y el calor que desprenden los edificios. Dicho aumento de temperatura tiene el efecto de favorecer la función clorofílica de las plantas, haciendo que estas se desarrollen mucho más rápido.

Por supuesto, esa media de crecimiento no era igual de rápida en todas partes del mundo. Donde más se evidenciaba era en las ciudades que estaban situadas en el área de clima boreal o subpolar, seguidas por las de clima tropical y mediterráneo. Mientras que era más lenta en las zonas de clima templado.

De todas formas, ese efecto también tiene un lado negativo. Tal y como explica el estudio, al desarrollarse más rápido, los árboles urbanos también mueren antes, lo que obliga a reemplazarlos con más frecuencia de la que debería ser habitual.

Vía: quo.es

1 Comment

  1. Leonardo Prevatti

    Es la compensación de la naturaleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Nicholas provoca lluvias torrenciales a lo largo de la costa del Golfo de los EE.UU

Meteorólogos alertan que se trata de una tormenta