Un lugar del universo muy frío y sin estrellas

Un lugar del universo muy frío y sin estrellas

- en Astronomía, Ciencia, Curiosidades y rarezas
295
0

Nebulosa interestelar formada por polvo y gas en forma de moléculas, que puede alcanzar un diámetro de hasta 100 años luz. La mayoría del gas en una nube molecular está a temperaturas muy bajas, apenas decenas de grados por encima del cero absoluto.

Aquí, una alta concentración de polvo y gas molecular absorbe prácticamente toda la luz visible emitida por las estrellas de fondo.

El entorno inquietantemente oscuro ayuda a que el interior de las nubes moleculares sea uno de los lugares más fríos y aislados del universo. Una de las más notables de estas nebulosas de absorción oscura es una nube hacia la constelación de Ophiuchus conocida como Barnard 68, que se muestra aquí.

El hecho de que no haya estrellas visibles en el centro indica que Barnard 68 está relativamente cerca, con mediciones que lo ubican a unos 500 años luz de distancia y medio año luz de ancho. No se sabe exactamente cómo se forman las nubes moleculares como las de Barnard 68, pero se sabe que estas nubes son lugares probables para la formación de nuevas estrellas. De hecho, se ha descubierto que es probable que Barnard 68 colapse y forme un nuevo sistema estelar. Es posible mirar directamente a través de la nube con luz infrarroja.

APOD

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Conoces las nubes actiniformes?. La ciencia explica el raro fenómeno

Desde el suelo, estamos acostumbrados a ver las