Gracias a las barbas de las ballenas es posible conocer qué comieron

- en Vida animal
1035
0

Según los investigadores, las celdillas por las que se alimentan las ballenas jorobadas o francas australes aportan información sobre sus hábitos dietéticos de los últimos 60 años.

Científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur lograron descubrir un nuevo secreto encerrado en las mandíbulas de las ballenas. Los expertos determinaron que a través de las barbas, estos grandes mamíferos acuáticos se adaptan a los cambios ambientales a lo largo del tiempo.

Gracias a sus barbas, las ballenas pueden alimentarse sin dientes, como sucede con la ballena jorobada y la franca austral. Las mismas guardan un registro químico de sus patrones de alimentación, que puede ayudar a los investigadores a conocer cambios en los movimientos y comportamientos de las ballenas con el paso de los años.

Por este medio, los científicos demostraron los cambios en los hábitos alimentarios de las ballenas que se remontan a casi 60 años atrás y están relacionados a los cambios en los ciclos climáticos.

«Lo increíble es que toda esta información sobre los patrones dietéticos y espaciales se ha desvelado sólo con el análisis de las placas de sus bocas», detalló Adelaide Dedden, quien es la autora principal del estudio.

Muestras de barbas encontradas en museos y otros estudios permitieron descubrir que las ballenas jorobadas que migran a lo largo de la costa oriental de Australia mostraban signos de menores oportunidades de alimentación durante las fases de La Niña

«Las ballenas barbadas son enormes y necesitan grandes cantidades de alimento. Esto las hace vulnerables a los cambios en el medio ambiente, pero también se ve agravado por su estrategia de supervivencia», explican los especialistas.

En el caso de las ballenas, sus barbas les permiten capturar muchas presas pequeñas. A su vez, estas poseen pistas químicas conocidas como isótopos estables que dan indicios sobre sus hábitos alimentarios. «Estas señales nos permiten reconstruir el comportamiento de las ballenas a través del tiempo: lo que comían y la zona general en la que se encontraban en ese momento».

El estudio descubrió que la variabilidad de los isótopos estables en las barbas coincidía con los cambios en los ciclos climáticos. Esto implica que los patrones de alimentación de las ballenas cambian con la disponibilidad de recursos impulsada por el clima.

Fuente: https://www.elcorreo.com

Fotografía de portada:  Ballenas en acción conjunta de captura de kril . Getty Images/iStockphoto

Deja una respuesta

También te puede interesar

Consejos para cuidar tus plantas en días fríos

Estamos transitando los primeros fríos del año y