Árboles resistentes al invierno

Árboles resistentes al invierno

- en Medio ambiente, Plantas
696
0

Invierno. La estación del frío, las heladas y los paisajes cubiertos de nieve. Durante estos meses, la mayoría de plantas están en periodo invernal: no crecen, no florecen, no hacen nada más que mantenerse con vida, lo que le da al jardín y a la terraza un aspecto como dormido, lo cual, en cierto sentido, es cierto.

Sin embargo, hay unas cuantas plantas de invierno que pueden cambiar eso gracias a sus flores. ¿Quieres saber cuáles son? 

Árboles

Acacia saligna (acacia azul)

La Acacia saligna es un pequeño árbol perennifolio que crece hasta alcanzar los 8 metros de altura que cuando florece, sus hojas llegan a quedarse ocultas tras las flores. Tiene un ritmo de crecimiento muy rápido, a unos 50cm/año, y es perfecto para dar sombra pues tiene una copa muy ancha, de hasta 6m.

No es nada exigente, pudiéndose cultivar en todo tipo de suelos. Además, resiste la sequía sin problemas una vez adaptada, y no necesita ni abonos ni podas. Soporta el frío hasta los -7ºC.

Prunus dulcis (almendro)

El almendro es uno de los árboles frutales que menos horas-frío necesita para fructificar. Se trata de una planta caducifolia, que alcanza entre los 3 y los 5 metros de altura, con el tronco más o menos recto y una copa muy ramificada. Sus preciosas flores brotan muy pronto: en enero-febrero (en el hemisferio norte).

Con un ritmo de crecimiento medio y un sistema de raíces superficiales, es una de las plantas más interesantes para tener en jardines pequeños. Pero, eso sí, para que crezca bien se ha de plantar en terrenos calizos o neutros, y se ha regar cada 3-4 días para conseguir una excelente cosecha.

Soporta el frío hasta los -12ºC.

Ceiba speciosa (Palo borracho)

La Ceiba speciosa, la cual recibe otros nombres como Árbol botella, Árbol de la lana, Palo rosado o Samohu, es un árbol caducifolio muy bonito… y también muy grande. Puede alcanzar los 25 metros de altura, con un diámetro de copa de 10m. Su tronco en forma de botella está protegido con gruesas espinas, y sus flores son espectaculares, llegando a medir 5-6cm de ancho.

Para poder crecer, necesita mucho espacio, por lo que sólo se recomienda tener en jardines amplios, siempre que el suelo tenga buen drenaje y sea fértil. Necesita riegos frecuentes y que se la abone durante la primavera y el verano, ya sea con abonos orgánicos como el guano o minerales (Nitrofoska u Osmocote).

Resiste hasta los -9ºC.

Vía jardineriaon.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Tardes agradables para disfrutar, te mostramos esta rica receta de TORTA MATERA

Mate a cualquier hora es nuestra costumbre más