Crean un pez robot biónico capaz de «ingerir» microplásticos de los mares

Crean un pez robot biónico capaz de «ingerir» microplásticos de los mares

Se trata de un prototipo hecho de un material similar al nácar. El mismo es capaz de autorregenerarse si sufre algún daño.

La tecnología y la ciencia avanzan rápidamente y en su camino buscan mejorar la calidad de vida en el planeta Tierra. Ahora se conoció que científicos han diseñado un pequeño pez robot que tienen como función eliminar los microplásticos de los mares y océanos.

Para quienes no lo saben, los microplásticos son los miles de millones de partículas de plástico que se fragmentan de las cosas de plástico que el humano usa todos los días. Esto es uno de los mayores problemas ambientales del siglo XXI ya que es muy difícil de eliminar por su diminuto tamaño. Además, afectan en el agua potable, los productos agrícolas y los alimentos, dañando el medio ambiente, a los animales y también a la salud de las personas.

“Es de gran importancia desarrollar un robot para recolectar y tomar muestras con precisión de contaminantes microplásticos perjudiciales del medio ambiente acuático”, dijo Yuyan Wang, uno autores principales del estudio.

Según los investigadores, este pequeño pez robot es autopropulsado con el objetivo de que pueda nadar, adherirse a microplásticos que flotan libremente y arreglarse solo si es dañado. El prototipo mide 13 mm de largo y, gracias a un sistema láser de luz que posee en su cola, nada y aletea a casi 30 mm por segundo.

El material utilizado para crear este pez es similar al nácar, que es la cubierta interior de las conchas de almejas. Esto ayuda a que el robot sea elástico, flexible para torcer e incluso capaz de tirar de hasta 5 kg de peso.

Sin embargo, lo más importante es que este pez biónico puede adsorber trozos de microplásticos que flotan cerca. Esto es posible ya que los tintes orgánicos, los antibióticos y los metales pesados en los microplásticos tienen fuertes enlaces químicos e interacciones electrostáticas con los materiales que posee el pez. Eso hace que se adhieran a su superficie, lo que ayuda al pez a recolectar y eliminar los microplásticos del agua.

“Después de que el robot recolecte los microplásticos en el agua, los investigadores pueden analizar más a fondo la composición y la toxicidad fisiológica de los microplásticos”, destacó Wang.

Fuente: https://www.infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

¿Cómo sacar el olor a perro de la casa?

Las mascotas aportan vida a nuestro hogar. Sin