El súper volcán de Yellowstone almacena más lava de lo que se había pensado

- en Ciencia, Fenómenos naturales, Volcanes
328
0

El mega volcán sigue provocando sorpresa a los científicos que siguen muy de cerca su actividad, al comprobar que sus cámaras internas contienen el doble de la cantidad de magma que se conocía hasta ahora.

Yellowstone no es un volcán cualquiera. Considerado como un supervolcán, su capacidad destructiva en caso de entrar en erupción sería tan letal que ni siquiera lo podemos imaginar. Y hablamos de ‘imaginarlo’ porque, hasta la fecha, no tenemos noticias en la historia de la humanidad que nos confirmen que un volcán de sus características haya entrado completamente en erupción alguna vez. Pero, a pesar de ello, los geólogos se han encargado de hacer estudios para determinar cuáles serían las consecuencias de que una caldera como esta se activara. Y, lo cierto, es que lo que ocurriría sería un verdadero cataclismo.

Sí se conocen ‘pequeñas’ erupciones en estos supervolcanes, muy potentes, pero que han quedado muy lejos de provocar que su cámara magmática se vaciara por completo. De hecho, tres de las erupciones más grandes que nunca se hayan producido en el planeta tuvieron lugar en Yellowstone, si bien es cierto que la más cercana en el tiempo se remonta a hace 640.000 años. Sin embargo, a día de hoy se desconoce si un supervolcán de este estilo puede entrar en erupción por completo. Pero, ¿qué podría pasar en caso de que este supervolcán se activara? Las consecuencias serían inexplicables.

Te puede interesar: Yellowstone se está calentando a un ritmo alarmante

Un equipo dirigido por Ross Maguire, de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign, ha medido el volumen y la composición de la cámara magmática del monstruo y ahora ha presentado los resultados en la prestigiosa revista Science. Según el análisis del grupo de investigación, el depósito de roca fundida contiene el doble de la cantidad de magma que se conocía hasta ahora. Sin embargo, esto no significa que una erupción se haya vuelto más probable. Según los científicos, esto está relacionado con la composición del material de las cámaras de magma. Yellowstone se alimenta de dos cámaras, una cerca del manto y otra unos kilómetros por debajo de la superficie. Ambos contienen una mezcla de roca completamente fundida y material parcialmente cristalizado.

La composición de este lodo ayuda a determinar la probabilidad de erupción del supervolcán: cuanto mayor sea la proporción entre roca fundida y cristales sólidos, mayor será la probabilidad de que el magma se desplace hacia arriba y el volcán explote. Por ello, Maguire y compañía analizaron los datos sísmicos de Yellowstone de los últimos 20 años para determinar la proporción de ambos materiales en la cámara magmática superior. Aprovecharon el hecho de que las ondas sísmicas viajan más despacio a través de secciones con mayor cantidad de roca fundida que a través de zonas más firmes y, por tanto, más «duras».

Los investigadores introdujeron los datos en un modelo informático para crear una imagen tridimensional de la cámara y de las olas que la atravesaban. Los estudios anteriores sólo utilizaban modelos lineales. Como resultado, los geólogos determinaron que la cámara magmática está formada por una media de entre el 16% y el 20% de roca fundida, mientras que las estimaciones anteriores sólo llegaban a un valor del 9%. Convertido, esto significa unos 1.600 kilómetros cúbicos de magma, casi el doble de la estimación anterior de unos 900 kilómetros cúbicos.

Seguir leyendo: El súper volcán de Yellowstone

Sin embargo, no hay amenaza de erupción en un futuro inmediato, ha escrito Maguire. Incluso la estimación más alta sigue estando muy por debajo de la proporción del 35 al 50% de magma necesaria para una erupción, afirmó. «Yellowstone puede pasar gran parte de su ciclo vital con cierto deshielo sin que se produzca una erupción», afirma el científico. Sin embargo, cuando llega el momento, apenas hay tiempo de preparación. Según los estudios, los primeros signos de una erupción aparecen probablemente sólo un año antes.

Con información de: https://quo.eldiario.es/ ps://www.elconfidencial.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Paisajes bajo la Vía Láctea

Si pudiéramos observar la Vía Láctea desde fuera de ella, veríamos el centro abultado, amarillo y brillante, con forma de balón de rugby, y un delgado disco de color azulado girando alrededor.