Análisis de la «histórica ola de calor» de enero 2022

Análisis de la «histórica ola de calor» de enero 2022

En Argentina se batieron varios récord de máximas y el calor extremo se extendió al oeste hacia la Cordillera de los Andes, así como al norte hacia Paraguay y Uruguay.

Las altas temperaturas a lo largo de la semana del 10 al 15 de enero provocaron récords en el consumo eléctrico, cortes de luz y aumentan la amenaza de incendios en áreas ya muy afectadas por la sequía. Las temperaturas alcanzadas estos días solo las superan las alcanzadas en 1957, cuando se llegaron a registrar 43,3 grados.

Si bien no están claros los motivos de la temperatura extrema, que es algo que suele suceder durante los veranos y los especialistas remarcan que no duran mucho tiempo, hay que tener presente que existe una tendencia que también está relacionada con el calentamiento (global), porque si la Tierra se está calentando, los eventos de calor cada vez van a ser más extremos.

El verano al sur del ecuador está resultando abrasador. A mediados de enero de 2022, un calor sofocante se apoderó del centro de América del Sur y las temperaturas se dispararon a más de 40 °C. En ese momento, era el lugar más caluroso del planeta. Ese título pronto pasó a Australia Occidental, donde las temperaturas subieron a más de 50°C y una ciudad al norte de Perth empató con la temperatura más alta jamás medida en el hemisferio sur (datos preliminares).

El calor abrasador es evidente en estos mapas, derivados del modelo Goddard Earth Observing System (GEOS). Los mapas muestran la temperatura del aire a 2 metros sobre el suelo. Los rojos más oscuros indican dónde las temperaturas fueron más altas el 11 de enero en Argentina (arriba) y el 13 de enero en Australia (abajo).

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Argentina, las estaciones terrestres en Buenos Aires registraron una temperatura de 41,1 °C el 11 de enero. Ese es el segundo día más caluroso registrado en la ciudad. En otras partes de Argentina, las temperaturas en Córdoba y Punta Indio superaron los 41°C. El calor extremo se extendió al oeste hacia la Cordillera de los Andes, así como al norte hacia Paraguay y Uruguay.

El calor pasó factura a la red eléctrica de Argentina, dejando a más de 700.000 clientes sin electricidad. También se esperaba que las altas temperaturas quemaran los cultivos, como la soja y el maíz, que ya han sufrido una sequía prolongada.

El calor ha continuado en los siguientes días batiéndose récords en diferentes partes del país.

Australia

Mientras tanto, al otro lado del planeta, una ola de calor se extendía por Australia Occidental. El 13 de enero, las estaciones terrestres en Onslow mostraron un pico de temperatura de 50,7 °C.

Si la Oficina de Meteorología de Australia lo confirma, la temperatura será igual al día más caluroso registrado en el hemisferio sur. El récord anterior se midió en Oodnadatta, Australia Meridional, en 1960. Cerca de Onslow, las ciudades de Mardie y Roebourne también experimentaron temperaturas superiores a los 50 °C.

Según The Washington Post , los eventos en Argentina y Australia Occidental fueron el resultado de cúpulas de calor que se instalaron sobre cada área. El fenómeno ocurre cuando la alta presión en la atmósfera media y alta actúa como un límite, atrapando el aire caliente a medida que asciende y empujándolo hacia abajo para calentar aún más la superficie.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Lauren Dauphin, utilizando datos GEOS-5 de la Oficina de Asimilación y Modelado Global de la NASA GSFC. Texto de Kathryn Hansen.

NASA Earth Observatory

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

En estas islas tienen una de las vistas más privilegiadas del universo

En la Tierra existen tres sitios privilegiados si