El fenómeno de la Lluvia engelante. ¿Qué es?

El fenómeno de la Lluvia engelante. ¿Qué es?

La lluvia engelante es un fenómeno meteorológico muy raro, pero que aparece de vez en cuando en regiones más frías. Es necesario que se den unas serie de condiciones para que este espectacular y, a la vez, peligrosa manifestación de la naturaleza, llegue a darse.

La nieve es uno de los fenómenos meteorológicos más asombrosos que se dan en la naturaleza. Cuando nieva es necesario que tengamos bastante frío en la atmósfera y una temperatura cercana al punto de congelación en la superficie terrestre. Si esto ocurre, los copos de nieve se mantienen intactos hasta llegar al suelo.

Sin embargo, a veces puede ocurrir lo contrario, que las temperaturas sean más bajas en superficie, pero no en las capas medias y altas de la atmósfera. Esto quiere decir que cualquier precipitación que se produzca se congelará al impactar en la superficie terrestre.

Cómo funciona la lluvia engelante

Por lo general, una tormenta de hielo es asociada a un frente cálido, que se aproxima en el momento en que el aire frío, está a una temperatura igual o por debajo del punto de congelación.
Cuando la tormenta es atrapada en los niveles bajos de la atmósfera, en forma de corriente de calor moderado, se produce el detonante que provoca las precipitaciones congeladas, es decir, esta lluvia gélida o engelante.

Siguiendo el proceso y mecanismo de esta clase de lluvia, el aire cálido, al chocar, es forzado a elevarse, alterando su temperatura de manera drástica. Si esta advección tiene suficiente fuerza como para calentar una capa delgada sobre el punto de congelación, la nieve resultante que aparezca por esta capa terminará por fundirse transformándose en gotas de lluvia que, en este caso, se congelarán en el contacto con el suelo, siempre que esté a una temperatura de 0ºC o inferior a esta.


¿Qué provoca este tipo de lluvia?

Por lo general, al caer y formar capas de hielo, es muy común que, en aparatos eléctricos o en el alumbrado público finalice como un apagón eléctrico. No olvidemos que cubre los cables de hielo, haciendo que se vuelvan muy pesados, rompiendo polos, apoyos, aislantes, etc.

También puede provocar que se quiebren las ramas de los árboles, pues acaban por pesar demasiado. A veces, incluso caen sobre el tendido eléctrico o sobre carreteras, plazas y calles, haciendo que ir por el exterior o conduciendo pueda ser peligroso.
Los vehículos, pueden resbalar, ya que esta lluvia crea ‘piscinas’ de hielo que hacen que el suelo sea muy peligroso

quo.es/naturaleza

Con información de:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Grandes terremotos en Marte detectados por un instrumento de la NASA

 InSight aterrizó en Marte en 2018, su sismómetro,