El cambio climático, las olas de calor y rebrote de enfermedades

Un combo alarmante y preocupante a la vez, lo que mantiene a los climatólogos de todo el mundo atentos antes los posibles eventos que se continuarán repitiendo en distintos puntos del planeta.

Que haga calor en verano no es noticia y tampoco lo es que se bata un récord de temperatura. Pero que las marcas históricas salten por los aires con cada vez más frecuencia está estrechamente ligado con el cambio climático. Y en este registro tienen mucho que ver las olas de calor, que se repiten con más intensidad.

Cuando las marcas térmicas ascienden más allá de lo normal, y esos valores persisten varios días sin dar respiro, se dice que estamos ante una ola de calor, fenómeno que causa numerosos trastornos, tanto económicos como en la salud.

La realidad es que la temperatura global ya ha aumentado 1,1 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales. En estas circunstancias, las olas de calor extremas ya tienen aproximadamente cinco veces más probabilidades de ocurrir.

Te puede interesar: Ola de calor: Temperaturas anómalas le encienden la llama a Europa

El informe de la AEMA, EEA por sus siglas en inglés, se centra en el impacto que las altas temperaturas están teniendo en la población, lo que provoca el mayor número de muertes asociadas con peligros naturales en Europa.

Debido al cambio climático, se prevé que estas muertes aumenten sustancialmente a menos que se tomen medidas de adaptación. Se prevé que las enfermedades infecciosas sensibles al clima, otra amenaza emergente, se extiendan aún más hacia el norte y causen una mayor carga de morbilidad en Europa. El informe se basa en el conocimiento desarrollado por el Observatorio Europeo del Clima y la Salud, que brinda acceso a una amplia gama de datos, herramientas, publicaciones y otros recursos relevantes que informan sobre los impactos del cambio climático en la salud humana.

Actuación para proteger a los colectivos vulnerables ante las olas de calor

Las olas de calor cada vez más frecuentes, prolongadas e intensas , junto con el envejecimiento de la población y la creciente urbanización, hacen que las poblaciones más vulnerables estén expuestas a las altas temperaturas, especialmente en el sur y el centro de Europa.

La ubicación de muchas escuelas y hospitales en áreas que experimentan el efecto isla de calor urbano, lo que exacerba aún más las altas temperaturas, exige una adaptación urgente de esas instalaciones. El aumento de las temperaturas también afecta a la seguridad y salud en el trabajo, provocando una pérdida media anual de 16 horas por trabajador en sectores de alta exposición, con las mayores pérdidas en el sur de Europa.

Reducir los impactos del calor en la salud requiere implementar una amplia gama de soluciones, incluidos planes de acción efectivos para la salud relacionados con el calor, la creación de más áreas verdes y sombreadas en las ciudades, el diseño y la construcción de edificios apropiados y el ajuste de los horarios y las condiciones laborales para que las personas estén menos expuestas.

Seguir leyendo: Por la “Ola de calor” existe un fenómeno que vuelve a las ciudades un infierno

Condiciones climáticas más acogedoras para las enfermedades infecciosas

Las condiciones climáticas cambiantes se están volviendo más adecuadas para la aparición y transmisión de enfermedades infecciosas sensibles al clima, como la malariael dengue o la fiebre del Nilo Occidental, lo que también amplía el riesgo de transmisión a áreas de Europa que antes no estaban afectadas, como las regiones del norte. El alargamiento proyectado de la temporada de transmisión y la distribución más amplia de especies de mosquitos que actúan como portadores de la malaria y el dengue, combinados con el número creciente de casos de enfermedades importadas por viajes, aumenta la probabilidad de brotes locales.

Las personas que trabajan en la agricultura, la silvicultura o los servicios de emergencia pueden correr un mayor riesgo de contraer una de estas enfermedades, mientras que los ancianos, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos pueden sufrir más si contraen una enfermedad.

El calentamiento de las aguas marinas también es cada vez más adecuado para la peligrosa bacteria Vibrio que se encuentra en el pescado y los mariscos, en particular a lo largo de la costa del Mar Báltico. La exposición a la bacteria puede causar enfermedades graves. El monitoreo efectivo de las especies que portan o transmiten estas enfermedades y la vigilancia de enfermedades ayudarían al desarrollo de alertas tempranas y un mejor control específico de las especies portadoras o la vacunación.

La prevención, la coordinación es crucial

El monitoreo y la vigilancia de las amenazas relacionadas con el clima es una medida eficaz y la más mencionada en las estrategias nacionales de salud o adaptación climática. Es esencial desarrollar alertas tempranas : acciones rápidas, bien organizadas y efectivas como parte de los planes de acción de salud relacionados con el calor y brindar información adecuada al público pueden reducir el riesgo de transmisión de enfermedades.

A nivel local, el compromiso de los proveedores de atención social y sanitaria con la planificación de la adaptación al cambio climático sigue siendo bajo en toda Europa.

Adaptarse a las amenazas para la salud existentes y emergentes que surgen del cambio climático requiere una mejor preparación del sector de la salud a través de una mayor conciencia, un mejor conocimiento y una mayor participación de los profesionales de la salud y la salud pública, dice el informe de la AEMA. También ayudará mejorar la resiliencia de las instalaciones de atención médica frente a condiciones climáticas extremas y garantizar que los sistemas de salud tengan la capacidad de responder a la mayor demanda de atención o diagnóstico de los pacientes.

EEA AEMA

Con información de: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Ola de calor para el armado del arbolito esta semana

Los registros térmicos serán superiores a los 40