Los bosques marinos tienen que ser protegidos

Los bosques marinos tienen que ser protegidos

- en Derecho ambiental, Medio ambiente
361
0

Los bosques marinos son el hogar de una amplia variedad de especies, muchos de estos ecosistemas están en peligro.

Son importantes barreras naturales que disminuyen la fuerza destructora de las olas y protegen la línea de costa; contribuyen a la fijación de carbono producido de manera natural o por la actividad humana, producen materia orgánica y energía, mantienen la calidad del agua y estabilizan el sustrato marino.

Los bosques de quelpos equivalen a los bosques terrestres y forman ecosistemas muy productivos y de alto valor ecológico. Son el hábitat de multitud de especies de flora y fauna marina, y sirven como alimento, sustrato, protección y zona de reproducción y alevinaje de muchas especies, incluidas muchas de interés pesquero.

Proporcionan muchos servicios ecosistémicos beneficiosos para el medio marino y para el hombre, protegiendo la costa al controlar el efecto del oleaje y actuar como arrecifes naturales protectores de las playas.

En el litoral de Galicia y algunas zonas del mar Cantábrico sobreviven algunos de los últimos bosques marinos de la Península Ibérica. Se encuentran formados por grandes algas laminariales conocidas como kelps o quelpos, que consisten en varias especies de algas pardas de gran tamaño, que pueden llegar a vivir más de 10 años y que forman espesas formaciones.

Sin embargo, en las últimas décadas estas algas han sufrido una regresión y desaparición a lo  largo del litoral español debido a diferentes factores bióticos, oceanográficos y al efecto del cambio climático. Su desaparición provoca modificaciones de los hábitats marinos y una disminución preocupante de la biodiversidad marina.

Bosques marinos

Científicos de diferentes instituciones están realizando un gran esfuerzo para ampliar el conocimiento, conocer las causas de regresión y determinar las posibles soluciones para mitigar este retroceso. En estos estudios ha tomado gran importancia la colaboración ciudadana, que permite tener ojos en muchas zonas de la costa y obtener información de la abundancia y cambios en la distribución de las laminariales.

Para recopilar el máximo de información científica sobre estos bosques marinos, se ha formado una alianza de proyectos, en los que investigadoras del IEO, la Universidad de A Coruña y la Universidad Rey Juan Carlos han lanzado el programa #BosquesMarinos2030 con el que pretenden impulsar la colaboración de submarinistas, pescadores y cualquier persona interesada en el medio marino que pueda dar información sobre la localización y estado de estas especies.

Cuatro proyectos

En la actualidad son cuatro los proyectos dedicados al estudio de las laminarias en Galicia y el Cantábrico que integran esta iniciativa de ciencia ciudadana: el programa de seguimiento de quelpos dentro del proyecto ESMARES dedicado a la evaluación de las Estrategias Marinas que lideran Lara Arroyo y Alberto Serrano del IEO en Santander; el proyecto HERBIKELP que lidera Cristina Piñeiro-Corbeira de la Universidad de A Coruña para el estudio de los impactos, consecuencias y medidas de gestión adaptativa para los bosques de laminariales; el proyecto SAVEKELPS liderado por Brezo Martínez Díaz-Caneja de la Universidad Rey Juan Carlos, que estudia la vulnerabilidad climática de los bosques de kelp; y DIVERSIMAR coordinado por el IEO y el CESGA y que desarolla una herramienta web de ciencia ciudadana para el estudio de la biodiversidad.

Precisamente el proyecto DIVERSIMAR (Red de observación de la biodiversidad marina y pesquera de Galicia y Cantábrico), cofinanciado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica y del Reto Demográfico, será la herramienta que permita la participación de la ciudadanía en permitirá la iniciativa #BosquesMarinos2030, que fue presentada en una jornada técnica bajo el título “En busca de los últimos bosques marinos de Galicia y el Cantábrico”, en la que se habló de los diferentes proyectos y se explicó cómo participar a través de la web.

¿Cómo colaboro?

El proyecto DIVERSIMAR, liderado por Eva Velasco y Julio Valeiras del IEO, está basado en una web desarrollada por el Centro de Supercomputación de Galicia (CESGA) que incluye un catálogo de especies de fauna y flora y mapas interactivos. Uno de los objetivos de DIVERSIMAR es desarrollar un programa participativo de ciencia ciudadana que posibilita que cualquier persona interesada pueda enviar sus fotos y hallazgos para que formen parte de la gran base de datos y aparezcan referenciados en el visor de mapas.

Cualquier ciudadano puede enviar fotos y datos de los bosques de laminarias a través de la página www.diversimar.es mediante un formulario web. Los investigadores recopilarán la información y responderán a la persona que colabore. Varios submarinistas y pescadores ya han comenzado a participar en el programa y a enviar sus hallazgos. Cualquier persona que encuentre algas de estas especies durante paseos por el litoral también puede colaborar enviando sus fotos.

Fuente: IEO, https://www.ambientum.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Por falta de agua limpia 300.000 niños mueren al año

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece