«La Niña» traería un ivierno más frío y prolongado: Alerta climática para Argentina

Nuevos informes emitidos por la NOAA están alertando a que la presencia de La Niña 2024, provocaría un enfriamiento en el Pacífico pocas veces visto en los últimos 25 años.

Recordando el extenso evento que se desarrolló desde finales del 2020 hasta el verano del 2023, dejando una prolongada sequía en gran parte del corredor central del país, norte y la zona núcleo, donde las olas de calor tuvieron un importante protagonismo, y las lluvias se ausentaron durante largos periodos, lo que lo posicionó entre los 14 años más secos desde 1961, según el SMN.

A raíz de las nuevas probabilidades de que se instale un nuevo episodio en Argentina, hace temer al campo, y los fantasmas de la sequía en años anteriores, con las respectivas olas de calor, sobrevuelan los escenarios agrícolas en el país y vuelve a inquietar a los productores.

Los pronósticos siguen indicando que «El Niño» se mantendría activo hasta el comienzo del otoño 2024 en el hemisferio sur, manteniendo su presencia pero en declive en el trimestre abril-mayo-junio. De ahí en más se entraría a un periodo de neutralidad. De todas maneras, según las proyecciones climáticas, a partir del trimestre julio, agosto y septiembre, existiría un 40 % en igualdad entre transitar una fase Neutral y una fase “La Niña”.

Una de las claves de la presente campaña será avizorar qué pasará con el clima durante el año, cómo evolucionará el fenómeno “El Niño” y si existen posibilidades de volver a padecer a “La Niña”, lo que volvería a provocar lluvias inferiores a lo normal y temperaturas más elevadas para la próxima primavera y verano.

Los análisis fueron realizados por el Dr. Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA y Natalia Gattinoni, especialista del Instituto de Clima y Agua del CIRN, analizaron la campaña y lo que podría venir durante el 2024.

Una temporada más más fría y prolongada de lo normal

Con el correr de los meses, los modelos han calculado un mayor grado de intensidad de enfriamiento, a partir de los meses de junio y julio, hasta octubre se notará un pico de caída de la temperatura de manera progresiva, pocas veces vista.

La reciente proyección para octubre es -1,56, valor que es indicador de una Niña de intensidad fuerte, lo que estaría influyendo de forma significativa en el ambiente durante gran parte del invierno y primera parte de la primavera 2024.

Para encontrar un enfriamiento semejante hay que retroceder a fines del año 2007 y principios del 2008 cuando se registraron valores de -1,5 y -1,6. Otro caso es el ocurrido a finales de 1999 y principios del 2000, cuando la anomalía fue de -1,7.

Para entender lo que puede suceder, Russo agrega que deben destacarse 3 puntos estratégicos sobre la previsión que ya se conoce sobre el comportamiento del Pacífico para octubre de 2024.

  • Los modelos dinámicos y estáticos más reconocidos (26 en total) coinciden en un importante enfriamiento en octubre. La publicación de datos más reciente de la NOAA y el CPC de finales de febrero 2024 consolida aún más la tendencia mostrada por el seguimiento de los indicadores de escala global desde finales del 2023.  
  • Los organismos internacionales de referencia (NOAA, CPC, ECMWF, etc.) proyectan una probabilidad muy cierta de una “Niña” en octubre. En términos probabilísticos esto es: 77% de ocurrencia de “Niña”, 20% de neutro (y 3% de “Niño”). A finales de diciembre la probabilidad de Niña era del 52%.
Imagen de referencia (NOAA, CPC, ECMWF)

Deja una respuesta

También te puede interesar

Cuando el cielo se junta con la Tierra

La Via Láctea és una galaxia grande, espiral y puede tener unos 300.000 millones de estrellas, entre ellas, el Sol. En total mide unos 100.000 años luz de diámetro y tiene una masa de más de dos billones de veces la del Sol.