El Hubble muestra la «maquina de hacer estrellas»

El Hubble muestra la «maquina de hacer estrellas»

- en Astronomía, Ciencia
216
0

Se trata de una galaxia con brote estelar, es decir, una galaxia que está «formando estrellas con una rapidez anómala».

Gracias a sus observaciones, los astrónomos han visto el nacimiento de estrellas y la creación de agujeros negros. También ha capturado la famosa Gran Mancha Roja de Júpiter, lunas y objetos más allá del sistema solar.

Los astrónomos calculan la edad del universo mediante dos métodos: la observación de las estrellas más antiguas y la medición de la expansión del universo.

La última novedad, es que el telescopio espacial Hubble ha logrado capturar una instantánea de una «majestuosa galaxia espiral» en la cual ocurre «un episodio particularmente intenso de formación estelar».La imagen, compartida por la Agencia Espacial Europea —ESA, por sus siglas en inglés— muestra a NGC 4666, una galaxia ubicada en la constelación de Virgo, a unos 80 millones de años luz de distancia de nuestro planeta.

El brote de estrellas en NGC 4666 impulsa una «forma inusual de clima galáctico extremo», el superviento. Este viento estelar de alta velocidad se desplaza desde el centro de la galaxia hacia el espacio y surge como resultado de la formación de una estrella masiva o explosiones de supernovas particularmente intensas.

En su apogeo, las supernovas suelen ser las fuentes de luz más brillantes en sus galaxias y pueden brillar al punto de verse claramente en todo el universo. La supernova que ocurrió en 2014 en NGC 4666 todavía está activa en la imagen recién tomada por el Hubble. Sin embargo, más de 900 días después de que alcanzó su punto máximo, se ha desvanecido y parece una estrella más en la galaxia.

«Dos explosiones de supernovas de este tipo se han visto en NGC 4666 en la última década, una en 2014 y la otra en 2019. ¡Se determinó recientemente que la estrella que condujo a la supernova de 2019 era 19 veces más masiva que nuestro Sol!», subraya la agencia.

Si bien el superviento que emana NGC 4666 tiene una escala «realmente enorme» y se extiende por decenas de miles de años luz, no es visible en la fotografía compartida por la ESA. Esto se debe a que solo se puede observar en los registros de rayos X o radio, y no en las longitudes de onda visibles que capta el dispositivo fotográfico Wide Field Camera 3 del telescopio espacial.

Con información de: https://mundo.sputniknews.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las tormentas solares generan cielos raros en el mundo

Cuando las erupciones solares emiten menor cantidad de