Extraños volcanes de hielo en Plutón

- en Ciencia, Curiosidades y rarezas
319
0

Situados en la llanura en forma de corazón Sputnik Planitia, estas formaciones alcanzan los 7.000 metros de altitud y entre los 10 a 150 kilómetros de ancho.

 Plutón, y todo lo relativo a un ignoto y desconocido planeta helado que ha entrado y salido del Sistema Solar es bastante fascinante. En la NASA aún no saben muy bien qué estamos viendo: a priori, lo que se observa más arriba es una superficie de diferente textura, siendo la llanura Sputnik (el nombre es informal) un gigantesco campo de nitrógeno solidificado. Los pequeños puntitos serían pequeñas rugosidades, y los bloques negros que aparecen y desaparecen sobre su superficie serían «icebergs» compuestos de agua sucia flotando sobre el nitrógeno, más denso.

Para remontarnos en el tiempo, corría el verano de 2015 cuando la sonda de la NASA New Horizons se aproximó a tan solo 12.500 kilómetros de la superficie de Plutón, lo más cerca que jamás ha estado la tecnología humana de ese mundo helado.

Las imágenes revelaron dos extrañas y enormes montañas en cuyas crestas se encontraban una suerte de cráteres que sugerían que aquello podría ser algo parecido a volcanes. Nombradas como Wright Mons Picard Mons, en aquel momento desconcertaron a los científicos, que ahora, con mucha más información y datos en la mano, han podido descubrir que, efectivamente, el paisaje de Plutón está esculpido por criovolcanes que tendrían un tipo y escala jamás contemplados en todo el Sistema Solar. Las conclusiones acaban de publicarse en ‘Nature Communications‘.

También te puede interesar: Estas son las exóticas dunas e la superficie de Plutón

Situados en la llanura en forma de corazón Sputnik Planitia, estas formaciones alcanzan los 7.000 metros de altitud y entre los 10 a 150 kilómetros de ancho. Desde su descubrimiento, la zona ha llamado mucho la atención de los científicos, ya que aquellas formaciones tan masivas en un lugar sin apenas cráteres de impacto sugerían que algún tipo de mecanismo geológico esculpió el terreno hace relativamente poco tiempo.

Sin embargo, Plutón se encuentra a casi 40 veces la distancia de la Tierra al Sol y, aunque tiene un núcleo rocoso, se cree que su temperatura fue relativamente baja durante toda su formación, más aún al final de su creación. O eso se pensaba hasta ahora.

Nota que te puede interesar: Un océano líquido bajo la superficie de Plutón

Plutón

Los investigadores creen que en algún momento de la historia ‘reciente’ del planeta enano, en aquella zona aparecieron no una lava incandescente como ocurre aquí en la Tierra, sino lodos de agua fangosa emergiendo por estos cráteres helados junto con elementos ‘anticongelantes’ tales como amoníaco o metano.

«Todo indica a que no era líquido, ya que el ambiente es demasiado frío: la temperatura media de la superficie de Plutón es de aproximadamente 40 Kelvin (-233 C)», explica Kelsi Singer, del Southwest Research Institute e investigadora de la sonda New Horizons a ‘The Guardian‘.

«Probablemente sería más un material fangoso, o incluso podría ser en su mayoría un sólido, como un glaciar, pero que aún puede fluir mínimamente». Cuando emergen sobre la superficie, al contacto con las condiciones heladas de este mundo en la oscura y remota zona del Cinturón de Kuiper, estas ‘lavas’ se solidifican, creando nuevas laderas, sobre todo en la parte alta, cerca de las ‘bocas’ de los volcanes.

Además, el equipo señala que no existen solo dos cráteres sobre Wright Mons y Picard Mons, sino varios más pequeños que se han fusionado para dar lugar al atípico terreno montañoso, parecido a una especie de fango solidificado que no se da en ningún otro lugar del Sistema Solar.

Y eso a pesar de que se ha descubierto en los últimos años actividad criovolcánica en el planeta enano Ceres, en las lunas Titán Europa, incluso en un satélite natural del propio de Plutón, Caronte. De hecho, es tan masivo, que los investigadores han comparado el tamaño de estos criovolcanes en volumen con el volcán hawaiano Mauna Loa, uno de los más grandes de la Tierra.

Un planeta único

«La extrusión de material helado sobre la superficie de un cuerpo con temperaturas extremadamente bajas, baja presión atmosférica, baja gravedad y la abundancia de hielos volátiles que se encuentran en la superficie de Plutón lo hacen único entre los lugares visitados en el Sistema Solar», escriben los autores.

Aquí la pregunta es: ¿cómo en condiciones realmente gélidas se puede dar este proceso? Según los autores, solo se explica a través del argumento de que Plutón, en realidad, puede guardar mejor el calor de lo que se pensaba. «La estructura y la evolución de Plutón permiten una mayor retención de calor o más calor en general de lo que se anticipó antes de la llegada New Horizons -afirma el equipo en su estudio-, ya que estas temperaturas permitieron la movilización de materiales ricos en hielo de agua en algún momento reciente de la historia de la formación del planeta enano».

Aún así, el misterio continúa, ya que los investigadores aún no saben qué pasó (o pasa) bajo el subsuelo de Plutón, en el que no debería de fluir, ni siquiera mínimamente, nada. Al parecer, este planeta enano es mucho más que una simple bola helada en los confines de nuestro vecindario cósmico.

Fuente: Patricia Biosca / ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Vídeo: Así viven los bichos que tenemos en el rostro y que no vemos

Los ácaros en la cara son tan sutiles