Los ciclones tropicales se expanden hacía los polos

Los ciclones tropicales se expanden hacía los polos

29/01/2021 Huracán Katrina POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA WIKIMEDIA

Nuevos modelos estudiados muestran que los ciclones tropicales pueden formarse e intensificarse en latitudes más altas que durante las condiciones preindustriales.

Ahondando en el término, «ciclón» se refiere a la naturaleza ciclónica de las tormentas. Están caracterizados por una rotación en el sentido contrario al de las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur.

Por su parte, el adjetivo «tropical» hace referencia a la formación en masas de aire tropical de origen marino. Pero también localiza el fenómeno meteorológico ya que se refiere al origen geográfico de estos sistemas. No en vano, tienen lugar casi exclusivamente en las regiones intertropicales del planeta.

Hay siete  zonas principales de formación de ciclones tropicales. Son el océano Atlántico, las zonas oriental, sur y occidental del océano Pacífico, así como el sudoeste, norte y sureste del océano Índico.

Los ciclones tropicales (CT, también conocidos como, tormentas tropicales, huracanes y tifones, según las zonas) generalmente se forman en latitudes bajas sobre aguas cálidas de los océanos tropicales, pero lo suficientemente lejos del ecuador como para permitir que la rotación planetaria haga que la convección agregada gire y forme vórtices o ciclones coherentes y organizados.

Sin embargo, los marcos de pronóstico actuales para las latitudes de los CT hacen predicciones contradictorias sobre el cambio climático. Las simulaciones de climas cálidos pasados, como el Eoceno y el Plioceno, muestran que los CT pueden formarse e intensificarse en latitudes más altas que durante las condiciones preindustriales.

Trayectorias de los ciclones tropicales, según sus categorías, en época moderna. NOAA

Las observaciones y proyecciones de modelos para el siglo XXI indican que los CT pueden migrar nuevamente hacia los polos en respuesta a las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, lo que plantea profundos riesgos para las regiones más pobladas del planeta.

Los estudios anteriores no simularon en gran medida los procesos complejos que ocurren a escalas temporales y espaciales de tormentas tropicales individuales, ya que están mal resueltos en los modelos numéricos. El estudio nuevo revisa esta física de mesoescala en el contexto de las respuestas al calentamiento climático de la circulación de Hadley, las corrientes en chorro y la Zona de Convergencia Intertropical.

Distribución de los ciclones tropicales en tiempos pasados y cálidos a ambos lados de ecuador. Nature Geoscience

El reciente estudio de los científicos, y publicado en Nature Geoscience, se llega a la conclusión de que los CT del siglo XXI probablemente ocuparán un rango de latitudes más amplio que las de los últimos 3 millones de años, ya que la génesis de latitudes bajas se complementará con una creciente preferencia por los CT de latitudes medias, aunque las estimaciones precisas para la migración futura permanecen más allá de las actuales latitudes.Con el cambio climático y la posible migración de los ciclones tropicales en todas sus formas, harán que millones de personas más sean vulnerables a estos devastadores sistemas tropicales, según un nuevo estudio.

El aumento de las temperaturas permitirá que estos fenómenos meteorológicos se formen en las latitudes medias y en zonas muy habitadas y con gran actividad económica como Nueva York, Beijing, Boston y Tokio, entre otras.

Cambio de los patrones atmosféricos

En un mundo más cálido, la diferencia de temperatura entre el ecuador y las regiones polares disminuirá, y esto afectará al flujo de las corrientes en chorro, vientos intensos en niveles altos. Los chorros mantienen a raya a los ciclones tropicales. Si estos se debilitan o se desplazan hacia latitudes más altas con el calentamiento global, entonces permitirá que los ciclones (sub)tropicales puedan ganar latitud y desplazarse hacia los polos.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC, publicó la primera parte de su sexto informe de evaluación, indicaba que había «alta confianza» en la influencia humana se ha fortalecido en estos sistemas: «La proporción de ciclones tropicales intensos, las velocidades máximas medias del viento de los ciclones tropicales y las velocidades máximas del viento de los ciclones tropicales más intensos aumentarán a escala global con el aumento del calentamiento global«, según el IPCC.

De hecho, en estos últimos años se están observando ciclones tropicales con un movimiento más lento y lluvias más fuertes (mayor disponibilidad de humedad en la atmósfera en océanos y mares más cálidos). Además, el nivel del mar está aumentando haciendo que las marejadas ciclónicas de tormentas tropicales sean más adversas en zonas costeras.

Los autores del estudio argumentan que la sensibilidad de los ciclones tropicales al calentamiento tiene un cierto grado incertidumbre, pero el riesgo de estas tormentas tropicales aún podría aumentar incluso con niveles moderados de calentamiento.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Sorbetes comestibles que son fabricados por bacterias

Los sorbetes de plástico son perjudiciales para la