La sombra de una estela de vapor en las nubes

En las increíbles fotografías se puede ver como una estela proyecta su sombra sobre las nubes.

Las estelas se producen como consecuencia de la alta temperatura de los chorros de gases que salen de los motores de los aviones. Estos gases, que esencialmente están formados por aire, provocan la condensación del vapor de agua de la atmósfera y, por tanto, la formación de estelas. Dependiendo de las circunstancias, humedad y temperatura sobre todo, la estela puede disiparse o aumentar de tamaño hasta convertirse en una nube.

Los gases que salen del motor llegan a generar temperaturas cercanas a 1,000 grados centígrados y la temperatura de la atmósfera es varias decenas de grados bajo cero.

Para entender mejor la formación de los «contrails«, no hay nada como salir de casa una mañana fría de invierno. Al exhalar el aire de nuestros pulmones comprobamos físicamente cómo se forma una pequeña nube. Como el aire que expulsamos se encuentra más caliente que el del ambiente, una pequeña cantidad de vapor de agua se condensa y así producimos nuestra propia estela.

Estela

La curiosa fotografía muestra una estela de condensación (estela de vapor) en el momento en que el Sol había descendido por debajo del horizonte. Se puede ver como una estela proyecta su sombra sobre las nubes.

capture-20151229-143121

Un avión había volado y dejó una estela de vapor por debajo de una capa de nubes más altas. El Sol en un ángulo bajo favoreció a la proyección de una sombra sobre la capa de nubosidad alta en el atardecer de Penrose, Colorado.

capture-20151229-143217

Penrose es un lugar designado por el censo ubicado en el condado de Fremont en el estado estadounidense de Colorado.

Larry-Perkins-DSCF0599_1446350662_lg

Larry-Perkins-DSCF0595_1446350662_lg
Fotografía: Larry Perkins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Áreas de Norteamérica esperan una intensa entrada de aire ártico que podría dejar temperaturas por debajo de los -30 ºC

La nueva onda de aire antártico polar se