La inversión térmica y la contaminación ambiental

La inversión térmica y la contaminación ambiental

Peligrosa: La inversión térmica potencia la contaminación del ambiente

La inversión térmica es un proceso natural que afecta a la circulación del aire en las capas bajas de la atmósfera. Esto conjunto con la contaminación atmosférica puede ser peligroso para la salud, ya que la población se expone a respirar un aire más contaminado de lo normal.  

El aire suele estar en constante movimiento, con las capas más calientes en la parte inferior de la atmósfera y las más frías en la parte superior. Cuando ese ciclo se interrumpe, se forma una capa de aire frío que queda inmóvil sobre el suelo e impide la circulación atmosférica regular.

Esta situación, que dificulta la dispersión de las partículas en suspensión al dejarlas «atrapadas» cerca de la superficie, se produce con más frecuencia en las noches despejadas del invierno. Eso se debe a que el suelo pierde calor por radiación y las capas más próximas a él se enfrían más rápido que las superiores.

Inversión térmica y contaminación

Cuando el aire se mueve con normalidad hace circular grandes cantidades de polvo, humo y partículas suspendidas, eliminando la contaminación y limpiando la atmósfera de manera natural. Por eso, cuando la inversión térmica inmoviliza las capas inferiores cercanas al suelo sobre una ciudad, quedan atrapados los contaminantes suspendidos.

Justo en época de frío

Este fenómeno –llamado inversión térmica– se produce con más frecuencia en las noches despejadas de invierno, cuando el suelo ha perdido calor por radiación y las capas de aire cercanas a él se enfrían más rápido que las capas superiores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿A cuánta distancia está la Tierra del Sol?

Conoce cuál es la distancia exacta que existe entre